Cuentas bancarias offshore

Así como se pueden crear sociedades offshore también se pueden abrir cuentas bancarias (de ahorro y corrientes) offshore en infinidad de pequeños territorios y países considerados paraísos fiscales o de baja tributación.

Aunque ya no es están fácil que cualquier persona pueda abrir una cuenta de forma remota, sí existen todavía bancos que ofrecen la posibilidad de abrir cuentas sin presentarse personalmente en sus oficinas, bastando enviar los documentos requeridos por correo postal, e incluso hay bancos que permiten abrir cuentas online, en donde los documentos se escanean y se envían por correo electrónico, lo que permite que cualquier persona desde cualquier país del mundo pueda abrir una cuenta bancaria con su respectiva tarjeta débito para realizar compras y retiros de efectivo en las principales redes de cajeros automáticos del mundo entero como Visa y Mastercard.

Los requisitos para abrir una cuenta suelen ser muy sencillos. La mayoría de bancos offshore exigen copia del pasaporte, ya sea autenticada o apostillada, eventualmente una segunda identificación como cédula de ciudadanía o carnet de conducir, una o dos referencias bancarias en las que se evidencia una antigüedad que va desde 6 meses a dos años, algunos piden estado de cuenta de los últimos 3 o seis meses, una copia de un recibo de servicios públicos donde se evidencia la dirección de residencia del solicitante (debe figurar su nombre allí), y pare de contar. Los depósitos iniciales, dependiendo del banco, pueden ser desde 300 dólares, pero generalmente suelen estar entre 1.000 y 5.000 dólares. Para sumas superiores a 30.000 dólares se ofrecen cuentas premium con beneficios especiales adicionales.

La cuenta se puede abrir en dólares o en euros. Algunos bancos pueden abrir cuentas en otras divisas. El dinero se deposita por medio de transferencia bancaria y se gestiona con tarjetas débito o con transferencia bancaria. Todo se hace en línea desde casa.

Los bancos offshore no comparten información con ningún país. Estos bancos no le prestan atención a una solicitud de una cancillería o a una orden de un juez de ningún país, excepto, y eventualmente, a los de USA, razón por la que casi ningún banco offshore abre cuentas a clientes con nacionalidad estadounidense, pero los ciudadanos de los demás países pueden estar seguros que los jueces e inspectores de impuestos de sus países de origen no podrán husmear sus cuentas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.