Cuestión de prioridades

Hoy traemos un  correo que nos ha enviado un usuario en el que valiéndose de un chiste, se explican algunas actuaciones de los políticos donde se evidencia lo que podríamos definir como “cuestión de prioridades”, y por supuesto, las decisiones de los políticos van acorde a esas prioridades, las cuales se suelen determinar según las probabilidades de que suceda algo, y ese algo puede ser cualquier cosa que pueda interesar a los políticos:

“Dos políticos, uno joven y uno  mayor, van de visita electoral. Van a un colegio de un barrio periférico, donde el director les dice:

- Tenemos muchos problemas, por favor, ayúdennos, la calefacción no va, el techo del comedor corre riesgo de derrumbe, los wáteres están medio rotos.

Los políticos asienten y el mayor dice:

- Desde luego sí que están ustedes mal, intentaremos arreglar estos problemas lo más pronto posible, intentaremos, pero no le prometo nada, ya sabe cómo están los presupuestos…

Acto seguido van a una cárcel y el director les dice:

- Tenemos problemas, por favor, ayúdennos, hay uno de los 18 jacuzzis que no funcionan, el agua sale caliente pero por la tarde no se llega a calentar demasiado y, sobre todo, lo más importante, la parabólica, se ve bien, pero últimamente se ven unas rayitas, y claro, la alta definición no la vemos como debe ser.

El político mayor dice:

- No se preocupen, ningún problema, les aseguro que la semana que viene todo estará solucionado, déjenlo en mi mano.

Al salir, el político joven le dice al mayor:

- Hombre, hay algo que no entiendo, no les promete nada a los del colegio, que están fatal, y en cambio a los de la cárcel les ha prometido que todos sus problemas se solucionarán pronto… ¿por qué?

Y el político mayor le contesta:

- ¿Tú vas a volver al colegio? … ¡¡¡Pues eso!!!”

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.