Cuidado con las promesas de libertad financiera

Todos soñamos con la famosa libertad financiera, con disponer de un modelo generador de recursos que nos permita prescindir del salario e incluso prescindir de liderar nuestro propio modelo generador de recursos, sueño que muchos están utilizando precisamente para cumplir sus propios sueños.

En los últimos tiempos han proliferado los anuncios y ofertas que prometen soluciones definitivas para lograr la libertad financiera, anuncios que han invadido principalmente a Internet y secundariamente a medios tradicionales de comunicación.

Es impresionante la cantidad de empresas y personas que ofrecen infinidad de formas diferentes de alcanzar la libertad financiera, y muchas de ellas rayan en el timo y algunas han terminado en eso; un timo, una estafa.

Son muchas las empresas y personas que se han fijado el propósito de explotar el sueño de muchos de lograr la libertad financiera, de allí que el mercado se haya inundado de este tipo de productos y servicios.

En realidad, por más que compremos libros o cursos, asistamos a conferencias y consultemos en innumerables fuentes sobre cómo alcanzar la libertad financiera, difícilmente lo lograremos si no pasamos a la acción.

Y esa es la principal falencia que tienen este tipo de productos y servicios que dicen ayudarle a lograr su libertad financiera, puesto que allí se dicen muchas cosas y pautas validadas  pero no le dicen con exactitud qué hacer, cómo hacerlo.

Aquí mismo insistimos en que hay que ser creativos, emprendedores, innovadores, etc., pero no le podemos decir cómo lograrlo, ni mucho menos le podemos decir que es lo exactamente lo que puede o debe hacer para lograr la libertad financiera, eso tendrá que averiguarlo cada quien puesto que no hay pautas específicas para ello.

Leer un libro o comprar un curso de superación personal o de cómo ganar dinero no le garantiza nada; con ello, el único que gana dinero es el autor del libro o del curso.

Quien hace el libro gana dinero y quien lo lee posiblemente no, y la razón es que quien lo hizo pasó de la retórica a la acción [hizo el libro], mientras que el que lo leyó no pasó de la teoría, se quedó leyendo el libro.

Esto lleva a que no es necesario ni suficiente gastar dinero en cuanto libro o curso para hacer dinero encuentre, pues eso no es más que literatura y lo que se necesita para ganar dinero es simplemente acción y solo usted sabrá o podrá averiguar qué es lo que debe hacer.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.