¿Cumplir horarios u objetivos?

Por   22/09/2017

En nuestro medio aun está muy arraigada la antigua forma de trabajar, donde es más importante cumplir un horario que cumplir con unas metas y objetivos.

Tanto jefes como empleados están más a gusto si lo importante en la empresa es cumplir un horario.

De hecho, la gran mayoría de los empleados consideran que hacen lo suficiente con el sólo hecho de cumplir un determinado horario, percepción que tal vez sea equivocada, o por lo menos empiece a serlo.

Pero ahora todo parece estar cambiando. Con el avance de Internet y las redes, se ha profundizado la descentralización de tareas, la subcontratación de procesos, y en muchos casos, estos se realizan a miles de kilómetros de distancia y desde la casa de cada uno de los involucrados en los procesos donde existe una ausencia total de horarios.

Se ha empezado a cambiar la perspectiva de las prioridades. Hoy luce más importante el cumplir con unos objetivos y no con un horario.

Este cambio se ha empezado a notar principalmente en las empresas tecnológicas, de software, donde los empleados son medidos según el cumplimiento de objetivos, no por el número de horas que trabaje.

Y en ese mismo sentido se está fijando la remuneración. Ya no se paga más a quien trabaje más horas sino a quien sea más productivo, a quien cumpla mejor con los objetivos propuestos.

Esta nueva forma de abordar el trabajo, es mucho más beneficioso para el empresario, y más exigente para el empleado, y allí es donde muchos no se sienten cómodos, pero una vez entienden el concepto, terminan adaptándose muy bien a él y a sacarle muy buen provecho.

Cuando una empresa mide a sus trabajadores según los objetivos alcanzados y no por las horas trabajadas, los buenos trabajadores, los más productivos resultarán enormemente beneficiados y estimulados a mejorar; los malos trabajadores sin duda estarán muy molestos y hasta decidan ir a una huelga para intentar conservar su antiguo estado de tranquilidad improductiva.

Es importante ir explorando esta nueva tendencia a nivel mundial para mejorar la productividad y competitividad de la empresa, y a la vez mejorar el beneficio de los empleados.

Sin lugar a dudas que cuando la unidad de medida es el cumplimiento de objetivos y no las horas que se pasen en el puesto de trabajo, las cosas mejoran tanto para el empleado como para el empresario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.