¿Cuándo la dación en pago puede constituirse en una excepción contra el mandamiento de pago?

Por   01/02/2018

La dación en pago es una forma de extinguir las deudas tributarias, y la extinción de la deuda se constituye en una excepción contra el mandamiento de pago, y en el caso de la dación en pago ¿cuándo se configura la excepción?

Aunque no es normal que la Dian acepte que el contribuyente le pague una deuda con la entrega de un activo, ocasionalmente puede hacerlo, y esa dación en pago valdrá como excepción al mandamiento de pago cuando se acepte por parte de la Dian.

Recordemos que cuando el contribuyente no ha pagado una deuda contenida en un acto administrativo que se constituye en título ejecutivo, la Dian profiere el mandamiento de pago, lo que a su vez faculta a la Dian para ordenar la ejecución y remate de los bienes del contribuyente deudor, proceso que sólo podrá ser “frenado” si es posible alegar excepciones contra el mandamiento de pago en los términos del artículo 831 del estatuto tributario.

Y como ya se dijo, una de las expresiones es haber pagado la deuda, y una de las formas de pagar una deuda es mediante la dación en pago, de manera que resulta importante determinar el momento en que la dación en pago se constituye efectivamente en una excepción contra el mandamiento de pago que permita al contribuyente impedir que la Dian inicie un proceso de remate.

Respecto a este tema, la sección cuarta del consejo de estado en sentencia 15057 del 26 de abril de 2007 con ponencia de la magistrada Ligia López expuso lo siguiente:

Una vez aceptada la dación en pago, puede proponerse como excepción al mandamiento ejecutivo, el pago de la obligación (artículo 831 numeral 1 del Estatuto Tributario), toda vez que ya se han cumplido los requisitos, el acreedor ha aceptado esta forma de pago y se ha dado el trámite correspondiente a su perfeccionamiento. Mientras esto no ocurra, no existe "pago de la obligación". En efecto, las excepciones son hechos que han ocurrido con anterioridad al mandamiento de pago y están dirigidas a desvirtuar la exigibilidad de la obligación, bien porque no existe título ejecutivo, o no está ejecutoriado, o la Administración perdió competencia para hacer su cobro, o ya se pagó o existe un acuerdo para el pago, o porque la obligación se encuentra sub judice ante la jurisdicción de lo contencioso. Una vez probado alguno de estos hechos la Administración ordena la terminación del proceso y el levantamiento de las medidas cautelares.

Es claro que la dación en pago debe ser aceptada por la Dian antes de que se profiera el mandamiento de pago para que se pueda alegar como excepción contra el mismo.

Una vez se ha proferido el mandamiento de pago, el contribuyente aún puede pagar su obligación mediante la figura de la dación en pago, pero ese hecho no se puede constituir en una excepción contra el mandamiento, pero como se manifiesta lógico, en todo caso la Dian tendrá que terminar el procedimiento de cobro coactivo por extinción de la obligación que le dio origen.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.