¿De donde salió dinero para que los países se endeudaran tanto?

Si tomamos los datos que publica Wikipedia respecto de la deuda externa de los diferentes países con respecto al PIB de cada uno de ellos, nos encontramos con que en conjunto, el mundo tiene más deuda que lo que produce en un año. Es mucho dinero debido, imposible de pagar algún día.

Se supone que no se puede prestar más dinero del que hay. Si tenemos $100 no le podemos prestar al vecino más de $100, y de esa forma sería técnicamente imposible que se pudiera crear una deuda tan desproporcionada respecto a los activos y la producción del mundo entero.

Sin embargo ha sido posible que los países se endeuden más allá de lo que los billetes y monedas emitidos pudieran permitir. La razón de ello es que los bancos comerciales emiten dinero de la nada a partir de la deuda. En términos reales, los bancos privados se han convertido en emisores de dinero, que si bien no es dinero físico,  si es un dinero “inexistente” que sirve como medio de pago y acumulación de deuda.

El asunto es más sencillo de lo que parece.

Supongamos que se crea un banco con unos activos de $10.000 compuestos por billetes y monedas físicas, de esas que se pueden tocar, acariciar y oler.

Abierto el banco, llega el alcalde del pueblo para que le presten $5.0000, monto que el banco gustosamente presta luego de presentar las garantías suficientes, entre ellas alguna secretaría para la esposa del gerente.

Pero resulta que el alcalde no sale con 5.000 billetes y monedas. NO. El banco le exige crear una cuenta bancaria, sea de ahorro o corriente, y en ella deposita el dinero que le prestó al alcalde.

Fíjese que en ese momento el banco en su balance tiene los 10.000 en billetes y monedas que nunca salieron de su caja fuerte más un cartera de 5.000 que le debe el alcalde. Aquí ya el banco ha creado  dinero por $5.000.

Al siguiente día el alcalde se compra un carro que le vale $4.000 y no le paga al vendedor del carro con billetes o monedas. Le paga con un cheque que luego consigna al mismo banco. Ahora el banco tiene $4.000 para prestar al gobernador, y ya no $4.000 ni $5.000 sino $12.000. Obsérvese que el número de monedas y billetes siguen sumando los $10.000 del principio, sin embargo se pusieron  en circulación los $5.000 del alcalde, los $4.000 del vendedor del vehículo y los $12.000 del gobernador. Ahora hay dos deudores al banco: uno debe $5.000 y el otro debe $12.000, es decir que ya existe una deuda de $17.000 y todo con sólo $10.000 en billetes y monedas.

Supóngase esta operación a nivel global donde las transacción son de miles de millones dólares. El monstruo resultante es apocalíptico,  lo que en parte explica cómo es que cada habitante de la tierra debe trabajar un poco  más de 80 años para poder saldar las deudas adquiridas con los bancos suponiendo que esa deuda no siga creciendo…

Por supuesto este juego funciona bajo el supuesto que quienes tienen el dinero en el banco no decidan exigir que se lo entreguen todo en monedas y billetes. Cundo eso suceda, entonces bancos y gobiernos echarán mano del llamado corralito financiero para evitar la quiebra de los bancos, y/o los bancos centrales emitirán más billetes y monedas físicas para que se siga jugando el juego y que la deuda siga creciendo  y con ello los bancos cobrando intereses sobre un dinero que nunca existió pero que aun así prestaron. Bueno el negocio, ¿verdad?

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.