De la DIAN y la pandemia

No podemos desconocer los esfuerzos que ha hecho el Estado para tratar de aliviar de alguna manera, las cargas empresariales en estos momentos tan difíciles que afrontamos. Pero hay un punto que llama la atención, y es el doble juego de la DIAN para con los contribuyentes. Veamos de que se trata.

Se han tomado medidas de diferimiento del pago, reducción de anticipos, exenciones de IVA, devoluciones abreviadas, devoluciones automáticas, entre otras, y todo en pro de dinamizar la economía.

Pero, con ese mismo ímpetu, se vienen adelantando procesos de cobro y fiscalización despiadados, por no decir menos.  Funcionarios de la DIAN llamando desde números ocultos a los contribuyentes para decirles que modifiquen sus declaraciones aceptando reducción de sanciones, y que en caso no aceptar el proceso continuará.  Lo raro, llamadas que no quedan registradas por nadie, desde números no oficiales.  Y pretermitiendo decisiones ante la negativa de pago de los Contribuyentes.

El famoso “persuasivo” en menos dos meses de haberse presentado la información exógena, contrasta con la pasividad de la entidad con los certificados que debían expedir las entidades financieras para los descuentos de los inscritos en el régimen simple. ¿ya hay sanción para todos los bancos por no entregar esa información? ¿o a ellos no les aplica los persuasivos?

Eso aunado a la inadmisión de solicitudes de devolución, aduciendo que el certificado bancario dice. “vigente” y debe decir es que la cuenta está “activa”, o firmas de contadores en formatos, aun cuando ni siquiera la declaración debe ir firmada por el contador público, se preguntaría uno, si como antes no exigían dicho requisito, no deberían iniciarse procesos disciplinarios contra todos los funcionarios en procesos de devoluciones previos.  ¿Al fin y al cabo si era un requisito siempre debió exigirse?

Pero ahí no termina el asunto; embargos injustificados en medio de la pandemia, mensajes de correo con solicitudes de información que violan los tiempos de respuesta dispuestos por la Ley 223 de 1995, presunciones de rentabilidad con desviación del 0,1% como factor determinante para señalarlos de inexactos, sindicatos que se lucran con charlas y conferencias de funciones propias de la entidad, de procesos que posteriormente ellos mismo decidirán.

Una suspensión de términos que dejó que los funcionarios tuviesen en su poder procesos adelantando actos administrativos, dándole más tiempo a la DIAN, pero impidiendo ampliar los términos de corrección de las declaraciones tributarias. Vaya justicia.

La lista seguiría, pero no es ese el objetivo. La idea es que exista armonía entre el discurso y la práctica. Pues en un. Futuro no muy lejano, ya no tendrán a quien cobrarle impuestos.

Necesitamos una DIAN más honesta.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

5 Opiniones
  1. Eduardo Dice:

    Gracias Srs. Gerencie, gran artículo

    Responder
  2. El Contador Dice:

    Totalmente de acuerdo con este editorial, pero está práctica no sólo es de la Dian, también la acogieron las Secretarías de Hacienda Municipal, los alcaldes anuncian beneficios económicos a las personas y empresarios y por otro lado llenan de actos administrativos sancionatorios a los contribuyentes.

    Responder
  3. AMPARO Dice:

    Pero es posible que esto suceda y siga sucediendo, no hay quien también regule la DIAN? y nosotros nos debemos quedar callados (como contribuyentes y como contadores)?
    a pesar de las arbitrariedades que comenten?, realmente no lo puedo creer.
    Si no hay un ente que represente o defienda los derechos todo seguirá igual.

    Responder
  4. Julia Campos Dice:

    A todo esto se suman las sanciones desproporcionadas por extemporaneidad o corrección de exógena, alegando que se ha perjudicado terriblemente a la Dian y que en medio de la pandemia debemos ser solidarios, en fin con tantas sanciones, requerimientos, llamadas, oficios, terrorismo psicológico tanto contadores como empresarios estamos al borde de la locura, si no nos mata el covid 19, nos mata la dian o las secretarias de hacienda.

    Responder
  5. 4Subcast Dice:

    Es increible como estamos de solos los ciudadanos en este pais. Nadie nos ayuda en ningún sentido ante tanto atropello: los bancos, las empresas municipales, las de telefonía que no atienden los telefonos pero si envían las cuentas y erradas, todos como buitres han aprovechado el cuento de la pandemia para atropellar al ciudadano. Y Gobierno decreta pero no audita… De la Dian Informaron que devolverán saldos de las declaraciones de Renta y fue puro cuento… Donde estan? Nadie da razón, nos llamaron a decir que pronto pagarían y hasta ahi.Ojala no se hayan robado esos dineros!.Estamos solos, que tristeza. Gracias Gerencie.com reconocemos su labora desinteresada por informarnos aunque en realidad no solucionamos nada.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.