De la prestación de servicios profesionales con abogado. El pacto de honorarios a suma fija y mixta

Continuando con nuestro editorial, ya superados los convenios por Unidad de Tiempo y a Porcentaje, nos ocuparemos de los enunciados a Suma Fija y Mixto, a renglón seguido, recordando que siempre debemos partir de la base que la labor del abogado será de medio y no de resultado, al tiempo que, el pacto de honorarios contenido en el Contrato de Prestación de Servicios Profesionales conlleva tres elementos implícitos: a) la asesoría/consultoría; b) la representación judicial /administrativa, y, c) los gastos del proceso, que deben quedar claramente establecidos por separado, de tal manera que a simple lectura se entiendan diferenciados y no, ser tomados como un todo.

Suma Fija: Los honorarios profesionales se causan durante todo el tiempo que requiera la asesoría/consultoría, representación judicial, mediante el acuerdo de pago de una suma cierta y determinada conocida antes del inicio del trabajo del abogado.

La mayor o menor cifra, dependerá no solo de las calidades personales del profesional, y  la complejidad del asunto ya delineadas en otras entregas, sino, independientemente de que el cliente pudiere tener la razón material, de la contundencia de las pruebas que tuviese para probar tenerla.

Comúnmente, este pago se pacta en dos formas, sin perjuicio de que pueda ser variado según el criterio de cada Abogado: a) 50 % al otorgarse el poder, 20 % al cierre del debate probatorio, y 30% a la sentencia, y, b) 30 % al otorgarse el poder, 20 % a la notificación del demandado, 25 % durante la practica de pruebas y 25 % a la sentencia

Honorario Mixto: Por lo general, se entiende atado al pacto de suma fija y aunque conlleva una disminución de esta, implica necesariamente una participación económica porcentual del abogado, de resultar favorable la actuación a los intereses de su cliente.

A manera de regla general, este porcentaje de participación esta directa, pero inversamente relacionado con el pacto de  suma fija, esto es, a mayor suma fija menor porcentaje, y a menor suma fija mayor porcentaje, con la limitante que en cualquier caso, se sugiere que dicha sumatoria no represente más del 50% del valor de las pretensiones reclamadas o defendidas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.