Declaraciones de IMAS en el ojo de la DIAN

Durante las últimas semanas se ha visto como la DIAN empezó el proceso de fiscalización de las declaraciones de renta de las personas naturales y específicamente las declaraciones de IMAS presentadas en los formatos 230 y 240.

Atrás quedó la firmeza de 6 meses, pues como lo hemos evidenciado, la famosa prueba sumaria hace que el termino de fiscalización pueda ser el general, de allí que se estén verificando cada uno de los datos de esas declaraciones, y sobre ello queremos simplemente comentar dos puntos.

El primero de ellos tiene que ver con la proporción de ingresos. Recordemos que para poder pertenecer a la categoría de trabajadores por cuenta propia los ingresos deben provenir de al menos un 80% de la realización de alguna de las actividades que señalaba el artículo 340 ET.

Pues bien, ese 80% no puede hacerse de forma simplista como lo pretende la DIAN, simplemente mirando la proporción de otros ingresos y compararla con la de la actividad principal, pues claramente el decreto 3032 de 2013 señaló en el artículo 4 lo siguiente:

“Artículo 4°. Ingresos a considerar para la clasificación. Para efectos de calcular los límites porcentuales establecidos en el artículo 329 del Estatuto Tributario y efectuar la clasificación en las categorías de contribuyentes a las que se refiere el presente decreto, no se tendrán en cuenta las rentas sometidas al régimen del impuesto complementario de ganancias ocasionales, ni las provenientes de enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos (2) años.

Tampoco se tendrán en cuenta para establecer los límites de dichos montos los retiros parciales o totales de los aportes voluntarios a Fondos de Pensiones y de ahorros en las cuentas para el fomento de la construcción “AFC”, siempre y cuando correspondan a ingresos que se hayan percibido y destinado en un periodo o periodos fiscales distintos al periodo fiscal en el cual se efectúa el retiro del Fondo o cuenta, según corresponda.” (…)

Así las cosas, la venta de activos fijos, ni las ganancias ocasionales pueden ser consideradas para efectos de esa proporción. Con lo cual así el 50% provenga de actividades del artículo 340 ET y el otro 50% provenga de venta de activos fijos o ganancias ocasionales, se sigue considerando trabajador por cuenta propia pues  la norma indicada señala que este tipo de ingresos no deben computarse para efectos de la proporcionalidad.

El segundo punto que queremos llamar la atención es el tema de patrimonio, ya que tanto el decreto 3032 de 2013 como la ley 1739 de 2014 señalaron que para poder ser trabajador por cuenta propia el patrimonio líquido del año anterior debe ser inferior a 12.000 UVT. El problema radica en que el proceso de fiscalización se está centrando en el patrimonio líquido del año en curso, cuando para poder acceder al IMAS de trabajadores por cuenta propia se debe observar es el patrimonio líquido del año anterior.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.