Declarada exequible la norma de ajuste por diferencia en cambio

El artículo 32-1 del estatuto tributario señala que  en aquellos contribuyentes obligados a llevar contabilidad el ajuste por diferencia en cambio por activos poseídos en moneda extranjera constituye ingreso gravado.

Es preciso reiterar que el ajuste constituye ingreso “solo” para aquellos contribuyentes obligados a llevar contabilidad. En consecuencia, los contribuyentes no obligados a llevar contabilidad no realizan ingreso alguno por dicho concepto.

Para la Corte el ajustar los activos en forma positiva implica un aumento en la capacidad económica del contribuyente  y en consecuencia se ajusta a la constitución considerar dicho ingresos como una “realidad gravable”.

Señala el comunicado No 5 del 10 de febrero de 2016 lo siguiente:

“Luego de reiterar el sentido de las normas constitucionales que la acción pública considera vulneradas, la Corte señaló que las mismas impiden gravar a un contribuyente al margen de su capacidad económica. Pero constató que la diferencia positiva en cambio representa un incremento en la capacidad económica del sujeto pasivo del impuesto y, por lo mismo, se ajusta al orden constitucional que el legislador la considere como una realidad gravable. La Sala Plena de la Corte Constitucional advirtió que (i) la diferencia positiva en cambio representa un beneficio para el contribuyente porque, al incrementarse objetivamente el valor en pesos de sus activos en moneda extranjera, mejora su capacidad de endeudamiento y aumenta la prenda general de los acreedores; (ii) al formar parte de la propiedad privada, los activos en  una moneda sujeta a la revaluación se pueden presumir rentables, según la jurisprudencia constitucional; (iii) el ordenamiento prevé que la diferencia positiva en cambio se compute como un ingreso, pero si la situación cambiaria es la inversa, y la diferencia en cambio es negativa, el contribuyente puede registrar un gasto, a fin de depurar su renta conforme a la ley, por lo cual no es una mera ficción legal sino una realidad económica variable; (iv) la diferencia positiva en cambio, con independencia de si incrementa el poder adquisitivo inmediato del sujeto y se traduzca en liquidez, representa la posibilidad –todo lo demás constante- de adquirir más unidades del peso colombiano con la moneda extranjera en que están sus activos, por lo cual sí equivale a un fortalecimiento de su capacidad contributiva; (v) en la medida en que la diferencia positiva en cambio acrece el poder de contribución del sujeto, no desconoce la justicia y la equidad que correlativamente se incorpore en la renta para efectos fiscales.”

En el comunicado se observa que tres magistrados se apartaron de la decisión al señalar que el hecho de que constituya un ingreso gravado implica un desconocimiento a los postulados equidad y progresividad tributaria pues a su juicio se grava una mera expectativa.

Estaremos atentos a la publicación de la sentencia en su integralidad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.