Decreto 2250 de 2017 corrige definición de dependientes

Por   04/01/2018

Recordemos que el decreto 099 de 2013 estableció la definición de dependientes para efectos de la deducción en el impuesto de renta de las personas naturales.

El parágrafo 3 del artículo 2 de ese decreto consagraba lo siguiente:

«3. Los hijos del contribuyente mayores de 23 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.»

Aunque a simple vista no se notara, lo que hacia esa definición era no permitir la deducción por dependientes cuando se tratara de hijos entre 18 y 23 años que dependieran por factores físicos o psicológicos.  Tal como se manifestó en su momento.

Dicha situación, fue advertida por la DIAN mediante oficio 0500 del 10 de junio de 2016 mediante el cual avalo la deducción por dependientes en los casos descritos.

Ahora bien, el decreto 2250 de 2017 eleva la solución a decreto reglamentario, y señala la nueva definición de dependientes, en el numeral 3 del artículo 1.2.4.1.18  dispuso:

«3. Los hijos del contribuyente mayores de dieciocho (18) años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.»

Así las cosas, los hijos mayores de 18 años con dependencia física o psicológica califican como dependientes económicos para efectos de la deducción en la cédula de rentas de trabajo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. ROMULOC dice:

    EL DECCRETO, NO SE PUEDE DESCARGAR, ES UN COMPLIQUE

  2. Luis dice:

    Ojo
    El problema de esa limitante de que el hijo con problemas sicológicos solo servía como dependiente si era “mayor de 23 años”, no era en realidad una limitante impuesta por el art. 2 del decreto 099 de enero de 2013 (recopilado luego en el 1.2.4.1.18 del DUT 1625 de 2016). En realidad ese art 2 del decreto 099 solo repitió lo que está dentro de la norma superior, art. 387 del ET, paragrafo 2, numeral 3, en el cual se sigue leyendo hoy día lo siguiente:

    http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/estatuto_tributario_pr015.html#387

    “3. Los hijos del contribuyente mayores de 23 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.”

    Entonces, lo que en realidad sucedió fue que después del decreto 099 de enero de 2013 se expidió el Decreto 1070 de mayo de 2013 y en el artículo 4 del mismo (recopilado hasta diciembre de 2017 en el artículo 1.2.4.1.20 del DUT 1625 de oct de 2016) se dijo lo siguiente:

    “Artículo 1.2.4.1.20. Deducción por dependientes. Para efectos de lo previsto en el parágrafo 2° del artículo 387 del Estatuto Tributario, en relación con el cónyuge o compañero permanente, LOS HIJOS DE CUALQUIER EDAD y los padres o hermanos del contribuyente, se entenderá que la discapacidad originada en factores físicos o psicológicos será certificada para la aplicación de las deducciones respectivas mediante examen médico expedido por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En este caso, tales circunstancias también podrán ser certificadas por las Empresas Administradoras de Salud a las que se encuentre afiliada la persona o cualquier otra entidad que legalmente sea competente.”

    (las mayúsculas son mías)
    Entonces, desde mayo de 2013 era claro que sí se podía tomar como dependientes a los hijos DE CUALQUIER EDAD que tuvieran problemas sicológicos y eso fue lo que admitió la DIAN en ese concepto 0500 de junio de 2016

    https://actualicese.com/normatividad/2016/06/10/concepto-00500-de-10-06-2016/

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.