Deducción de cuotas de afiliación pagadas a los gremios

Antes de la expedición de la ley 1430 de 2010, las discusiones en relación con la deducción por las cuotas de afiliación pagadas a los gremios estaba dada por  su apreciación desde la óptica del artículo 107 del estatuto tributario. Es decir, se consideraban criterio de necesidad proporcionalidad y casualidad,  entre otros para determinar si dicho pago constituía o no una deducción aplicable al impuesto de renta y complementario.

Ahora bien, ante la gestión de los gremios, en el proyecto de ley de reforma tributaria del año 2010, se propuso  Incluir la deducibilidad de las cuotas de afiliación y sostenimiento pagadas a los gremios como costo deducible del impuesto de renta, tal como obra en la gaceta 1038 de 2010 Senado y 1052 de 2010 cámara.

Sin embargo, el parágrafo fue adicionado al artículo 116 del estatuto tributario así:

Art. 116. Deducción de impuestos, regalías y contribuciones pagados por los organismos descentralizados.

Los impuestos, regalías y contribuciones, que los organismos descentralizados deban pagar conforme a disposiciones vigentes a la Nación u otras entidades territoriales, serán deducibles de la renta bruta del respectivo contribuyente, siempre y cuando cumplan los requisitos que para su deducibilidad exigen las normas vigentes.

Parágrafo 1. Las cuotas de afiliación pagadas a los gremios serán deducibles del impuesto de renta. “(subrayado propio)

Tal como se resalta, el artículo 116 habla de la deducción de impuesto regalías y contribuciones pero de organismos descentralizados, por lo cual surge la inquietud de la suerte que deben corren las cuotas de afiliación a gremios que paguen los contribuyentes que no sean organismos descentralizados.

Al respecto la DIAN mediante concepto 21716 de 2011 señaló:

“Por tanto, si bien la nueva disposición no se refiere a impuestos, contribuciones ni a regalías a los que alude el artículo 116 en su inciso primero sino a cuotas de afiliación pagadas a los gremios, debe entenderse que las cuotas de afiliación pagadas a los gremios podrán ser deducidas en la determinación del impuesto sobre la renta.”.

Es decir, si bien la DIAN respondió el cuestionamiento, no lo hizo de la forma más contundente. Pues se limitó a decir que las cuotas de afiliación a gremios son deducibles sin hacer énfasis en el sujeto que debe aplicar dicha deducción.

Un argumento sería decir que el parágrafo del artículo 116 es independiente del inciso primero, y como la DIAN no la limitó a organismos descentralizados, cualquier contribuyente puede tomar como deducción dichas cuotas. Otra postura, indicaría que por estar precisamente la deducción dentro del artículo 116 y no dentro del artículo 107 o  115 del estatuto tributario, dicha deducción no es procedente.

Sin embargo, cuando se revisa los antecedentes legislativos (gacetas 932/2010, 1038/2010, 1052/2010, 80/2011, 213/2011, 1118/2010, 1103/2010 - 81/2011 aprobación plenaria, 1104/2010 - 237/2011 aprobación plenaria) no se encuentra justificación alguna de dicha propuesta, y lo que es peor el nexo entre la propuesta y el articulo 116 del estatuto tributario. Quizá la única forma de comprender como debe aplicar dicha deducción se encuentre en su origen no legislativo, es decir, comprender que fue una propuesta hecha por la ANDI como consta en sus archivos y en sentencia del Consejo de Estado No 16717 de 2009 , y de allí asimilar que estamos frente a contribuyentes distintos a los descentralizados.

Finalmente, independientemente de la incorporación del citado parágrafo, bien pudiera reconocerse la deducción por cuotas de afiliación a gremios amparados en los criterios del artículo 107 del estatuto tributario y reforzado vía jurisprudencial por el consejo de estado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.