Definición de asalariado para efectos tributarios

El artículo 593 del Estatuto tributario contempla que los asalariados que en el año gravable tengan un patrimonio que no exceda de 4.500 UVT, entre otros requisitos, no están obligados a declarar renta.

Pero, ¿quienes son considerados asalariados para efectos de determinar la obligación o no de declarar renta?

El mismo artículo contempla que para que un contribuyente se pueda clasificar dentro de los asalariados no obligados a declarar renta, es necesario que sus ingresos por concepto de salarios deban sumar como mínimo del 80% del total de los ingresos.

Cuando se habla de salario, la norma se refiere a la remuneración propia de un Contrato de trabajo reglamentario, es decir, según los términos del código sustantivo del trabajo. Por tal razón, es absolutamente indispensable la existencia de una relación laboral. No es posible que una persona vinculada mediante Contrato de servicios se pueda clasificar como asalariado.

Una vez verificada la existencia real de un contrato de trabajo, debe comprobarse que existe el porcentaje mínimo de ingresos laborales que un contribuyente debe obtener para poderse clasificar como asalariado para efectos del artículo 593 del Estatuto tributario.

La norma establece que del total de los ingresos del contribuyente, como mínimo el 80% deben proceder de una relación laboral, sino se cumple esta proporción, no se puede hablar de asalariado.

 

Si un contribuyente no se puede clasificar como asalariado, puede estar clasificado como independiente o como trabajador de menores ingresos, casos que se tratarán con posterioridad.

Es importante anotar que este concepto ha perdido vigencia con las últimas reformas tributarias, pues todas las personas naturales quedaron cobijadas con los mismos topes para declarar renta.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.