¿Deflación o devaluación de activos?

La deflación generalmente se conoce como la caída sistemática del índice de precios al consumidor; es un proceso inverso  a la inflación, pero algunas personas la consideran también como la devaluación de los activos en función de los menores precios de los bienes que producen.

Cuando hay deflación, los precios de los bienes y servicios bajan. Esto sin duda beneficia en el corto plazo al consumidor pero perjudica enormemente al productor, en la medida en que devalúa los activos que pose, tanto que incluso puede llevarlo a la quiebra misma.

Esto se debe a que el productor compró los activos a un precio elevado, cuando aún no había deflación sino que existía inflación. Luego, esos activos comprados a precios altos, empiezan a producir bienes que se tienen que vender a bajos precios debido al fenómeno deflacionario, y desde este punto de vista, los activos se devalúan.

Supongamos un activo que se compró en $10.000.000 para producir bienes que se venden a $10.000 la unidad y que deja una utilidad bruta de $4.000 por unidad. Con unos valores así, es preciso producir 250 unidades para recuperar el costo del activo. Pero cuando hay deflación, la unidad ya no se puede vender en $10.000 sino que se vende en $9.000. Bajo este nuevo panorama, la utilidad por unidad sólo será de $3.000, de modo que el empresario  necesitará producir 333 unidades para recuperar lo invertido en su activo.

Vemos que el precio de venta del producto disminuyó un 10%, pero el empresario debió aumentar la producción de 250 unidades a 333, que equivale a un incremento de más del 33%. Visto así, el activo ha sufrido una gran devaluación puesto que su producido vale mucho menos por cuenta de la deflación. En este caso, la devaluación el activo es mucho mayor a la deflación misma, por tanto, desde este punto de vista, afectivamente lo que hay es una devaluación de los activos más que una deflación, ya que la devaluación es casi tres veces superior a la deflación misma.

Son diferentes formas de ver un mismo aspecto, y es la forma en que generalmente la tienen que ver un empresario que obligadamente tiene que revisar su presupuesto al momento de ocurrir una deflación, y en esa revisión se dará cuenta que lo producido por sus activos es mucho menor a lo que a priori se podría esperar.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.