Delegación del encargo en el contrato de mandato

El contrato de mandato puede ser general o especial, sea de cualquier modo el mandatario se debe limitar a lo establecido en el contrato, aunque en dicho contrato de mandato se establezca la clausula de libre administración, es decir, la clausula que establece que el mandatario puede actuar del modo que más le parezca conveniente, esta clausula no lo autorizara para alterar la sustancia del mandato.

Dicha clausula tampoco lo facultara para ejecutar los actos que exigen poderes o clausulas especiales, según lo establecido en el artículo 2159 del código civil, el cual establece lo siguiente:

“Cuando se da al mandatario la facultad de obrar del modo que más conveniente le parezca, no por eso se entenderá autorizado para alterar la sustancia del mandato, ni para los actos que exigen poderes o cláusulas especiales.

Por la cláusula de libre administración se entenderá solamente que el mandatario tiene la facultad de ejecutar aquellos actos que las leyes designan como autorizados por dicha cláusula”.

Pero ¿puede el mandatario delegar lo encargado por el mandate a otra persona?

La delegación del mandato solo puede efectuarse cuando en el contrato no se ha prohibido dicha delegación de manera expresa; cuando el mandato se delegue el mandatario responderá por los actos de la persona a la que le delegue el encargo como de los suyos propios pero siempre y cuando de manera expresa no se le haya facultado la delegación, esta regla se encuentra contenida en el artículo 2161 del código civil.

¿Qué pasa cuando se delega el mandato y este no está autorizado por el mandato?

Cuando se delega el encargo sin que se haya facultado al mandatario para delegar o sin que él mandante lo haya ratificado ya sea de manera expresa o tacita, los actos del delegado solo obligaran al mandatario, es decir, que no se tendrá derecho alguno contra el mandante por parte de terceros.

Por último cuando el mandante haya aceptado  la delegación a una persona de manera expresa o tácita, según lo establecido en el código civil entre el mandante  y el delegado  nace un nuevo mandato, el cual solo podrá revocar el mandante. Dicho mandato nuevo no se extingue por la muerte del anterior mandatario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.