En demanda de restitución de inmueble por no pago de cánones el demandado debe pagar lo debido antes de ser oído en el proceso

¿Sabía usted que si lo demandan por no pagar el arriendo y le exigen entregar el inmueble, no podrá hacerse oír en el proceso judicial hasta tanto no pague los cánones que le acusan no haber pagado?

Cuando un arrendatario incumple las obligaciones derivadas del contrato de arrendamiento como el pago del canon de arrendamiento, servicios públicos, administración, etc., el arrendador puede iniciar una demanda de restitución del inmueble, y el arrendatario no podrá ser oído (presentar su defensa) hasta tanto no haya pagado ante el juzgado lo que se le acusa deber, o presente las pruebas de que sí ha pagado.

Así lo determina el artículo 384 del código general del proceso, que en la parte pertinente manifiesta:

Si la demanda se fundamenta en falta de pago de la renta o de servicios públicos, cuotas de administración u otros conceptos a que esté obligado el demandado en virtud del contrato, este no será oído en el proceso sino hasta tanto demuestre que ha consignado a órdenes del juzgado el valor total que, de acuerdo con la prueba allegada con la demanda, tienen los cánones y los demás conceptos adeudados, o en defecto de lo anterior, cuando presente los recibos de pago expedidos por el arrendador, correspondientes a los tres (3) últimos períodos, o si fuere el caso los correspondientes de las consignaciones efectuadas de acuerdo con la ley y por los mismos períodos, a favor de aquel.

Igual requisito (pago de servicios públicos) contempla el artículo 37 de la ley 820  de 2003, ley de arredramiento de vivienda urbana, que según la corte constitucional, en la parte procesal también aplica para bienes con destinación diferente a vivienda.

Y no sólo debe pagar lo que se le acusa deber, sino lo que se cause durante el proceso judicial, tal como lo dispone el artículo 384 ya citado:

Cualquiera que fuere la causal invocada, el demandado también deberá consignar oportunamente a órdenes del juzgado, en la cuenta de depósitos judiciales, los cánones que se causen durante el proceso en ambas instancias, y si no lo hiciere dejará de ser oído hasta cuando presente el título de depósito respectivo, el recibo del pago hecho directamente al arrendador, o el de la consignación efectuada en proceso ejecutivo.

¿Cuál es el destino de esos dineros consignados a disipación del juzgado?

El mismo artículo 384 del código general del proceso señala lo siguiente:

Los cánones depositados en la cuenta de depósitos judiciales se retendrán hasta la terminación del proceso si el demandado alega no deberlos; en caso contrario se entregarán inmediatamente al demandante. Si prospera la excepción de pago propuesta por el demandado, en la sentencia se ordenará devolver a este los cánones retenidos; si no prospera se ordenará su entrega al demandante.

Los depósitos de cánones causados durante el proceso se entregarán al demandante a medida que se presenten los títulos, a menos que el demandado le haya desconocido el carácter de arrendador en la contestación de la demanda, caso en el cual se retendrán hasta que en la sentencia se disponga lo procedente.

Cuando se resuelva la excepción de pago o la del desconocimiento del carácter de arrendador, se condenará al vencido a pagar a su contraparte una suma igual al treinta por ciento (30%) de la cantidad depositada o debida.

Cuando el arrendatario alegue como excepción que la restitución no se ha producido por la renuencia del arrendador a recibir, si el juez la halla probada, le ordenará al arrendador que reciba el bien arrendado y lo condenará en costas.

Si en realidad al arrendatario debe el arrendamiento,  lo prudente es pagar antes de que se le demande, pues luego de presentada la demanda tendrá que pagar lo presente y lo futuro si es que quiere tener oportunidad de presentar sus alegaciones en dicho proceso.

Lo anterior también nos lleva a significar la importancia que tiene conservar los soportes de los pagos realizados, y esto nos lleva a recomendar que siempre que se  pague en efectivo se exija un recibo  de pago firmado por el arrendador, y si el pago se  hace mediante consignación, conservar el respectivo recibo.

Tenga en cuenta que la palabra tiene poco valor probatorio, y no es extraño que  una persona demande a otra que le ha pagado pero que no conserva prueba del pago.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Albeiro Giraldo dice:

    Buenos días señores Gerencie mi pregunta es ¿que pas cundo una persona firma un pagare en blanco?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.