Depreciación de activos recibidos en donación

Los activos recibidos en donación se pueden depreciar en la medida en que correspondan a activos que tengan tal naturaleza.

Si bien la empresa no ha invertido ningún recurso en la adquisición del activo donado, no por ello se debe dejar de depreciar siguiendo las reglas generales que para la depreciación aplica.

La depreciación del activo no tiene como finalidad la recuperación del dinero invertido por la empresa en su adquisición, sino el reconocimiento del activo a la generación del, como bien lo dice el artículo 64 del decreto 2649 de 1993 a la fecha vigente:

(…) La contribución de estos activos a la generación del ingreso debe reconocerse en los resultados del ejercicio mediante la depreciación de su valor histórico ajustado. Cuando sea significativo, de este monto se debe restar el valor residual técnicamente determinado. Las depreciaciones de los inmuebles deben calcularse excluyendo el costo del terreno respectivo.

La depreciación se debe determinar sistemáticamente mediante métodos de reconocido valor técnico, tales como línea recta, suma de los dígitos de los años, unidades de producción u horas de trabajo. Debe utilizarse aquel método que mejor cumpla la norma básica de asociación. (…)

La depreciación se realizará con base al valor del activo fijado en el acuerdo de donación en el valor determinado mediante avalúo técnico.

En el caso de los activos donados usados, se debe aplicar lo establecido por el artículo 139 de estatuto tributario respecto a la vida útil. Consulte: Depreciación de activos usados.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.