Derechos que puede ejercer el vendedor cuando se encuentre en peligro inminente de perder el precio de la cosa vendida

En principio en un contrato de compraventa las obligaciones principales son la entrega de la cosa vendida, por parte del vendedor y el pago del precio que debe realizar el comprador. La obligación del vendedor de entregar la cosa se entiende que debe realizarse seguidamente después de celebrado el contrato o en el tiempo que las partes hayan estipulado para ello.

Según lo preceptuado en el artículo 1882 del código civil, cuando la entrega se ha retardado por culpa del vendedor, el comprador tiene dos opciones, las cuales son las siguientes:

  • Preservar el contrato.
  • Desistir del contrato.

En ambas opciones puede pedir indemnización de perjuicios, por los daños causados por la no entrega a tiempo de la cosa, pero el comprador solo puede hacer uso de estas acciones cuando el haya cumplido con su obligación de pagar el precio, ya sea de manera íntegra o el monto estipulado en plazos, es decir, cuando el comprador se haya allanado a cumplir con su obligación.

El mismo artículo mencionado estipula que si después de celebrado el contrato de compraventa, el patrimonio del comprador  disminuye considerablemente, tanto que el vendedor  se halle en peligro de perder el precio de  la cosa vendida, no se podrá exigir la entrega por parte del comprador aunque se haya estipulado un plazo para ello, solo se podrá exigir la entrega cuando se pague o se asegure el pago.

En este caso el vendedor ejerce el derecho de retención para  garantizar el pago del precio de la cosa vendida, respecto al derecho de retención la Corte Suprema de Justicia, sala de casación civil y agraria, en sentencia 18 de agosto del año 2000, expediente 5519 de la siguiente manera:

“Es aquel que le otorga al acreedor la facultad de conservar la cosa que está obligado a entregar a otro, hasta que no se le pague lo que se le deba en razón de un crédito vinculado con las misma obligación de restituir. Es obligatorio aducirlo por quien teniendo la cosa, aspire a retenerla como garantía hasta la satisfacción o aseguramiento del crédito vinculado a ella, toda vez que puede abstenerse de hacerlo restituyéndola, lo que implica renunciar al mencionado derecho.”

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.