¿Desde cuándo los trabajadores son culpables de la crisis?

Llama la atención que casi todos los gobiernos, cuando se presenta una crisis económica la primera medida que toman es contra los trabajadores, pero ¿desde cuándo los trabajadores son culpable de la crisis?

Una de las consecuencias más graves de una crisis económica es la pérdida del empleo, y la solución que los gobiernos de cualquier país encuentran, es desmejorar las condiciones laborales, lo que resulta difícil de asimilar, de comprender.

Una crisis se genera por decisiones equivocadas que toman los mismos gobiernos, o los grandes sectores económicos, como el financiero causante de la más reciente crisis, y no obstante esa responsabilidad, contra ellos no se toma ninguna medida.

Las medidas siempre van contra los trabajadores, quienes  no son culpables de nada, y no son más que víctimas, pero víctimas con poca capacidad para influir y para hacer lobby.

La medida contra los trabajadores de la que más echan mano los gobiernos, es la del salario.

Es política de casi todo gobierno incrementar el salario de forma tal que en términos reales no se incremente, o incluso disminuya.

Para que exista un incremento real del salario, es preciso que su incremento supere el comportamiento de la inflación, pero eso pocas veces sucede.

Pero hay medidas mucho más descaradas contra los trabajadores, como es el abaratamiento del despido injustificado, o la disminución de la remuneración por trabajo suplementario o en días no laborales, lo cual tiene un doble efecto negativo: menores ingresos para el trabajador y una mayor presión al empleo al facilitar al empleador la decisión de no contratar nuevo personal, ya que este puede cubrir sus necesidades con trabajo suplementario más barato en lugar de contratar gente nueva.

Hay medidas menos directas como favorecer legalmente figuras de contratación alternas a la laboral que son utilizadas para contratar trabajadores con menos beneficios, algunas muy conocidas como las CTA  o las empresas de servicios temporales.

Otra medida a la que recurren los gobiernos para afectar al trabajador y beneficiar al inversionista, tiene que ver con la desatención de las entidades  encargadas de controlar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de las empresas. A estas entidades se les asignan poco presupuesto con el objetivo de impedirles cumplir cabalmente con sus objetivos. Es una estrategia muy sutil pero muy efectiva, tan sutil que muy pocos la cuestionan.

Estas medidas, por supuesto dan confianza inversionista, puesto que desde afuera se puede ver la energía con que el gobierno toma medidas contra la crisis…

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.