Dian no debe informar al contribuyente que un tercero le ha denunciado

Una de las herramientas que tiene la Dian para conocer sobre  irregularidades incurridas por un contribuyente, son las denuncia de terceros, y en tal caso la Dian no tiene la obligación de notificar al contribuyente denunciado,  y ello no afecta el derecho a la defensa del contribuyente, pues no se trata de un testimonio, sino de una simple denuncia, que incluso puede ser anónima.

Es apenas lógico que la Dian no deba avisar a un contribuyente que un tercero le ha denunciado o ha informado sobre irregularidades que ha conocido, entre otras razones porque pondría en riesgo la identidad del denunciante, y porque la recepción de la denuncia no es un acto administrativo, ni siquiera un acto preparatorio, por lo que no hay obligación de notificarlo.

La sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 19478 del 24 de octubre de 2013 dijo al respecto:

Es de anotar que la denuncia de un tercero contra la actora no fue el motivo que determinó la expedición de los actos acusados, puesto que si bien constituye una forma de poner en conocimiento de la Administración determinados hechos, estos se hallan sometidos a la correspondiente verificación oficial, dado que la simple información de una supuesta infracción no prueba per se el posible incumplimiento de una obligación tributaria. Además, con fundamento en el artículo 684 del Estatuto Tributario, la Administración puede adelantar las investigaciones que estime convenientes para el efectivo cumplimiento de las normas sustanciales.

En ese orden de ideas, la facultad de fiscalización es de carácter discrecional, en la medida en que permite seleccionar los presuntos infractores tributarios que serán investigados y definir los tributos y períodos que serán materia de revisión.

En ese sentido, si la Administración considera que la información y pruebas suministradas por terceros deben ser verificadas, cuenta con la facultad legal para hacerlo y es la constatación de la posible infracción tributaria la que da inicio al procedimiento administrativo a que haya lugar, dependiendo si el caso es de aforo, revisión o corrección de declaraciones o de imposición de sanciones. Así pues, la denuncia como tal no da inicio a la actuación administrativa, pues la Administración debe verificar su veracidad, esto es, si existe fundamento para investigar al contribuyente. Por lo mismo, la autoridad tributaria no está obligada a dar a conocer la denuncia al contribuyente para poder fiscalizarlo.

Al contribuyente no se le debe notificar que ha sido denunciado o que está siendo investigado. La notificación se hace cuando se profiera el auto administrativo que oficialmente da inicio a la investigación, que no es otro que el requerimiento especial, el emplazamiento para declarar o el auto de inspección tributaria, si ella se decreta.

La Dian ni siquiera tiene la obligación de notificar un emplazamiento para corregir, que se supone se da cuando ya la Dian ha iniciado un trabajo de fiscalización o indagación preliminar, y cuenta con los elementos al menos indiciarios que la llevan a creer que las declaraciones presentadas por el contribuyente adolecen de alguna inconsistencia.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.