Diferencias entre la reserva legal, estatutaria y ocasional en la sociedad anónima

En una sociedad pueden existir varios tipos de reservas, las cuales puede coexistir y tener una finalidad distinta; por un lado el Código de Comercio se refiere a la reserva legal, que no es más que la obligación de la sociedad de guardar el diez por ciento de las utilidades de cada ejercicio comercial, hasta llegar a un cincuenta por ciento del capital suscrito, en cuyo caso no será necesario seguir sustrayendo de las utilidades dicho diez por ciento.

La reserva legal enjugará las pérdidas en caso de no existir otras reservas para dicho propósito; la reserva legal es obligatoria de conformidad con lo señalado en el artículo 452 del Código de Comercio, en las sociedades anónimas, situación que no se predica de la sociedad por acciones simplificada, pues en este tipo de sociedad la conformación de la reserva legal es facultativa de los socios.

Por otro lado, están las reservas estatutarias, como su nombre lo indica son las señaladas en los estatutos de la sociedad;  a diferencia de la reserva legal, las reglas de este tipo de reserva son señaladas por los socios, tales como, monto y objetivo de las mismas, además dejan de ser obligatorias en los siguientes eventos:

  • Cuando son suprimidas por una reforma del contrato social.
  • Cuando se alcanza el monto fijado en los estatutos para conformarlas.

Por ultimo están las reservas ocasionales, las cuales no necesitan estar fijadas en los estatutos, pero si podrán ser  ordenadas por la asamblea, en tal caso serán obligatorias para el ejercicio en el cual se decreten; la finalidad de este tipo de reserva puede ser fijada por la misma asamblea, quienes podrán incluso cambiar el objetivo para el cual fueron fijadas; de hecho la asamblea también podrá repartirlas entre los socios, cuando su conformación haya sido innecesaria.

Se puede decir, que de acuerdo con lo señalado por los artículos 452 y 453 del código de comercio, las única reserva que está obligada a conformar una sociedad anónima es la reserva legal, pues el objetivo principal de esta es enjugar las obligaciones que pueda adquirir la sociedad en coso de perdidas; esta reserva garantiza una posible salvación de la sociedad en los ejercicios en los que no se obtengan utilidades sino perdidas.

Los otros tipos de reservas son facultativas del contrato de sociedad en el caso de las reservas estatutarias o de la asamblea de accionistas, cuando se trate de las ocasionales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.