Distribuidores minoristas de combustibles están más tranquilos con la primera ponencia de la reforma tributaria

El artículo 10 de la ley 26 de 1989 contempla que en el caso los distribuidores minoristas de combustibles líquidos y derivados del petróleo, los  ingresos brutos son los que resulten de multiplicar el respectivo margen de comercialización señalado por el Gobierno, por el número de galones vendidos, restándole el porcentaje de margen de pérdida por evaporación. Lo anterior, sin perjuicio de que puedan afectar con costos y deducciones.

Pues bien, el proyecto de reforma tributaria estructural presentado por el gobierno nacional, contemplaba en el artículo 311 la derogatoria del artículo 10 de la ley 26 de 1989. Con lo cual dichos distribuidores, tendrían que liquidar su ingreso de forma ordinaria, sin que pudiese afectarse el mismo con márgenes ni de comercialización ni de evaporación.

Al respecto la ponencia de primer debate excluye de la derogatorias esta norma, con lo cual podrán seguir liquidando su impuesto como lo venían haciendo, sin perjuicio delos cambios que pudiesen ocurrir con ocasión del concepto de devengo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.