Dividendos percibidos por no residentes en Colombia

Con la expedición de la ley 1819 de 2016 se empieza a considerar un hecho gravable el percibir dividendos por parte de los accionistas o partícipes de sociedades colombianas; en la normatividad colombiana, se optó por el sistema de retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta realizados al socio o partícipe.

Ya establecido que en nuestro país se tiene como hecho gravable el pago o abono en cuenta de dividendos o participaciones, hay que determinar la tarifa aplicable, que en este caso dependerá mucho del sujeto pasivo; dicho en otras palabras depende de si se trata de una inversión extranjera y el lugar desde el cual fue realizada dicha inversión para poder determinar la tarifa aplicable. Pues en el caso de la inversión extranjera fue establecido por el artículo 7° de la ley 1819 de 2016 lo siguiente:

ARTíCULO 7°. Modifíquese el artículo 245 del Estatuto Tributario, el cual quedará así:

ARTICULO 245. TARIFA ESPECIAL PARA DIVIDENDOS O PARTICIPACIONES RECIBIDOS POR SOCIEDADES Y ENTIDADES EXTRANJERAS Y POR PERSONAS NATURALES NO RESIDENTES. La tarifa del impuesto sobre la renta correspondiente a dividendos o participaciones, percibidos por sociedades u otras entidades extranjeras sin domicilio principal en el país, por personas naturales sin residencia en Colombia y por sucesiones iliquidas de causantes que no eran residentes en Colombia será de cinco por ciento (5%).

PARÁGRAFO 1. Cuando los dividendos o participaciones correspondan a utilidades, que de haberse distribuido a una sociedad nacional hubieren estado gravadas, conforme a las reglas de los artículos 48 y49 estarán sometidos a la tarifa general del treinta y cinco por ciento (35%) sobre el valor pagado o abonado en cuenta, caso en el cual el impuesto señalado en el inciso anterior, se aplicará una vez disminuido este impuesto.

PARÁGRAFO 2. El impuesto de que trata este artículo será retenido en la fuente, sobre el valor bruto de los pagos o abonos en cuenta por concepto de dividendos o participaciones..

Lo anterior en oposición a la tarifa aplicable a los residentes que es progresiva, yendo esta desde el 0% y el 10%+20 UVT de conformidad al artículo 6 de la ley 1819 de 2016 modificatorio del artículo 242 del Estatuto Tributario.

Ahora bien, el nuevo artículo 245 del Estatuto Tributario, que resulta aplicable frente a los dividendos distribuidos por utilidades generadas a partir del año 2017, no debe ser ejercido de una forma irreflexiva. Ya que al tener Colombia suscritos y vigentes varios Convenios para Evitar la Doble Imposición, resulta imperativo, previo a efectuar la retención, verificar el Tratado con el fin de establecer si es dado aplicar la tarifa establecida en la normativa interna para no residentes, o la del Convenio, o incluso la normatividad interna para residentes en virtud del principio de no discriminación.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. Luis dice:

    Hola
    No se si ustedes ya lo detectaron, pero los congresistas cometieron una tremenda BURRADA cuando una parte del texto que quedó incluido en el parágrafo 1 del artículo 245 (que es una norma que aplica a los dividendos de los NO RESIDENTES), lo reprodujeron dentro del segundo inciso del artículo 242 (que es una norma que aplica a los dividendos de los RESIDENTES). Se los explico

    Es necesario citar primero lo que dice el nuevo artículo 343 del ET, que aplica a los RESIDENTES:

    “ARTÍCULO 343. RENTA LÍQUIDA. Para efectos de determinar la renta líquida cedular se conformarán dos sub cédulas, así:
    1. Una primera sub cédula con los dividendos y participaciones que hayan sido distribuidos según el cálculo establecido en el numeral 3 del artículo 49 del Estatuto Tributario. La renta líquida obtenida en esta sub cédula estará gravada a la tarifa establecida en el inciso 1 del artículo 242 del Estatuto Tributario.

    2. Una segunda sub cédula con los dividendos y participaciones provenientes de utilidades calculadas de conformidad con lo dispuesto en el parágrafo 2 del artículo 49 del Estatuto Tributario, y con los dividendos y participaciones provenientes de sociedades y entidades extranjeras. La renta líquida obtenida en esta sub cédula estará gravada a la tarifa establecida en el inciso 2 de artículo 242 del Estatuto Tributario.”

    Nótese cómo el texto del artículo 343 del ET dice clara y llanamente que con los ingresos por dividendos y participaciones se deben formar dos diferentes sub cédulas. Si una parte del ingreso por dividendos y participaciones se recibió como “no gravado” (pues corresponde al cálculo del numeral 3 del artículo 49 del ET), entonces esa parte del ingreso solo irá en la primer sub cédula (no puede ir al mismo tiempo en la primera y en la segunda sub cédula). Y si otra parte del ingreso por dividendos y participaciones se recibió como “gravado” (pues corresponde al cálculo del parágrafo 2 del artículo 49 del ET), entonces ese parte del ingreso solo irá en la segunda sub cédula (no puede ir al mismo tiempo en ambas sub cédulas).

    Siendo claro que el ingreso bruto por dividendos y participaciones primero se tiene que ubicar en la sub cédula que le corresponda (y que solo puede figurar en una única sub cédula), en ese caso debe destacarse el problema que se origina con una frase especial dentro de la redacción del inciso segundo del artículo 242 del ET. Allí se lee:

    “ARTÍCULO 242. TARIFA ESPECIAL PARA DIVIDENDOS O PARTICIPACIONES RECIBIDAS POR PERSONAS NATURALES RESIDENTES. A partir del año gravable 2017, los dividendos y participaciones pagados o abonados en cuenta a personas naturales residentes y sucesiones ilíquidas de causantes que al momento de su muerte eran residentes del país, provenientes de distribución de utilidades que hubieren sido consideradas como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, conforme a lo dispuesto en el numeral 3 ° del artículo 49 de este Estatuto, estarán sujetas a la siguiente tarifa del impuesto sobre la renta:

    Rangos en UVT Tarifa Marginal Impuesto
    Desde Hasta
    >0 600 0% 0
    >600 1000 5% (Dividendos en UVT menos 600 UVT) x 5%
    >1000 En adelante 10% (Dividendos en UVT menos 1000 UVT) x 10% + 20 UVT

    A partir del año gravable 2017, los dividendos y participaciones pagados o abonados en cuenta a personas naturales residentes y sucesiones ilíquidas de causantes que al momento de su muerte eran residentes del país, provenientes del distribuciones de utilidades gravadas conforme a lo dispuesto en el parágrafo 2° del artículo 49, estarán sujetos a una tarifa del treinta y cinco por ciento (35%) CASO EN EL CUAL EL IMPUESTO SEÑALADO EN EL INCISO ANTERIOR, SE APLICARÁ UNA VEZ DISMINUIDO ESTE IMPUESTO. A esta misma tarifa estarán gravados los dividendos y participaciones recibidos de sociedades y entidades extranjeras. “

    PARÁGRAFO. El impuesto sobre la renta de que trata este artículo será retenido en la fuente sobre el valor bruto de los pagos o abonos en cuenta por concepto de dividendos o participaciones.”

    (las mayúsculas son mías pues en este sitio de los comentarios no hay forma de hacer subrayados)

    La frase que les resalta no tiene ninguna lógica. En efecto, dicha frase solo tendría sentido si en la primera sub cédula (aquella que se gravará solamente con la tabla del INCISO PRIMERO del artículo 242 del ET) hubiesen llegado a estar sumando al mismo tiempo tanto los dividendos y participaciones “no gravados” como los “gravados”. En un caso como esos sí sería valido que primero se tomasen solamente los dividendos “gravados”, se les calculara un 35%, y luego, al valor bruto total de dividendos “no gravados” más “gravados”, se le restaría ese 35% antes calculado para formar un valor neto que sería el que se buscaría en la tabla del inciso primero del artículo 242 del ET.

    Pero lo cierto, y como ya lo indiqué anteriormente, es que en la primera subcédula solo estarán sumando los dividendos “no gravados”. En esa primer subcédula nunca estarán sumando al mismo tiempo los dividendos “gravados”. Por tanto la frase resaltada no tiene ninguna lógica y es inaplicable.

    En resumen, lo que debe tenerse presente es que los dividendos “no gravados” estarán solamente en la primera sub cédula y a ellos se aplicarán directamente la tabla del inciso primero del artículo 242 del ET. Y que los dividendos “gravados” estarán solamente en la segunda sub cédula y a ellos se les aplicará el 35%.

    Lo más seguro de por qué razón los congresistas terminaron incluyendo esa inaplicable frase dentro del segundo inciso del artículo 242, es por que en el momento de su aprobación creyeron que los dividendos gravados y no gravados que reciben las personas naturales RESIDENTES les formaban una única base gravable y que por tanto se les tenia que dar el mismo tratamiento de lo que sucede con los dividendos y participaciones gravados y no gravados que reciben las personas naturales NO RESIDENTES. En efecto, a estas últimas, y según lo indica la nueva versión del artículo 245 del ET (que también fue modificado con el artículo 7 de la misma Ley 1819 de 2016), sí se les debe tomar el total de sus ingresos por dividendos y participaciones gravados y no gravados, formar una sola base, calcularles primero un 35% solamente sobre los valores que recibieron como gravados, y restar luego ese 35% para que al valor neto que quede se les aplique otro 5% adicional. Estas son entonces las consecuencias de expedir tantas normas y con tanta velocidad…

    • Giovanny Téllez dice:

      Buen día Luis, de hecho al revisar el proyecto de reforma, es posible apreciar que no se encontraba la frase que dices sería “inaplicable” y que como bien lo expones ya genera controversias acerca de su futura aplicación. Ahora, si intentados dotar de contenido a dicha disposición, lo que muy posiblemente pretendía el legislador al introducir esta frase, era que a las utilidades gravadas (parágrafo 2° del art. 49 del Estatuto Tributario) no solamente pagaran el impuesto que no cancelaron en cabeza de la sociedad, sino que además se efectuara un pago adicional del 5%, reduciendo el 35% que posteriormente sería pagado en por el socio o partícipe. Por ejemplo una repartición de dividendos gravados en cabeza de un accionista que ascienden a $100, le serían deducidos $35 teóricos (equivalentes al 35% de lo que tributará en cabeza del accionista); siendo así la base para la retención del 5% aplicable sobre $75, pues caso contrario existiría una doble tributación económica.

      Pero lo anteriormente manifestado sería buscando darle un sentido a una disposición que como bien lo adviertes no se encuentra ajena a las críticas.

      Agradezco tu aporte, el cual dota de mayor contenido el tema.

      • Luis dice:

        Hola Señor Gionvany.
        Gracias por tomarse el tiempo para responder. Pero parece que usted mismo se está dejando confundir con las normas. Resulta que en el texto del artículo 242 (impuesto por dividendos a los RESIDENTES y su respectiva retención), por ningún lado se habla del “5%” que usted menciona en su respuesta…Por favor lea bien el artículo 242…

        Entonces, el manejo de un “5%” combinado con un “35%”, solo aplica en la norma del artículo 245 (impuesto por dividendos a los NO RESIDENTES)…En consecuencia, queda claro que la frase que le destaco como “inaplicable”, no tenía que figurar para nada dentro del artículo 242. Esa frase solo tiene sentido dentro del artículo 245

  2. Giovanny Téllez dice:

    Buen día Luis, de hecho al revisar el proyecto de reforma, es posible apreciar que no se encontraba la frase que dices sería “inaplicable” y que como bien lo expones ya genera controversias acerca de su futura aplicación. Ahora, si intentados dotar de contenido a dicha disposición, lo que muy posiblemente pretendía el legislador al introducir esta frase, era que a las utilidades gravadas (parágrafo 2° del art. 49 del Estatuto Tributario) no solamente pagaran el impuesto que no cancelaron en cabeza de la sociedad, sino que además se efectuara un pago adicional del 5%, reduciendo el 35% que posteriormente sería pagado en por el socio o partícipe. Por ejemplo una repartición de dividendos gravados en cabeza de un accionista que ascienden a $100, le serían deducidos $35 teóricos (equivalentes al 35% de lo que tributará en cabeza del accionista); siendo así la base para la retención del 5% aplicable sobre $75, pues caso contrario existiría una doble tributación económica.

    Pero lo anteriormente manifestado sería buscando darle un sentido a una disposición que como bien lo adviertes no se encuentra ajena a las críticas.

    Agradezco tu aporte, el cual dota de mayor contenido el tema.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.