Divorcio, nulidad del matrimonio, y cesación de efectos civiles

Previo a continuar con nuestros editoriales y haciéndonos eco de infinidad de inquietudes de nuestros amables visitantes, es nuestro deber centrar  el cabal entendimiento de las instituciones del DIVORCIO, NULIDAD y CESACION DE EFECTOS CIVILES, por lo que consideramos necesario hacer la salvedad que de acuerdo con nuestra legislación, asi como una cosa es el matrimonio civil,  otra cosa es el matrimonio eclesiástico o “por la Iglesia”, de tal forma que  así mismo, los efectos propios del agotamiento de la unión son diferentes en uno u otro caso. 

De esta forma, únicamente puede hablarse de DIVORCIO, en el caso de MATRIMONIO CIVIL, en el cual, por el acuerdo mutuo y simultaneo de los conyugues, o mediante Sentencia Judicial, si no lo hubiere, este se disuelve, se termina, quedando cada integrante de la pareja en libertad de contraer nuevo matrimonio civil o eclesiástico, en tanto que, para el MATRIMONIO ECLESIASTICO, el rompimiento del vínculo que implique su disolución o terminación, únicamente procederá mediante la declaratoria de NULIDAD que efectúe un Tribunal Eclesiástico, de tal forma que en tanto esta no proceda, así los conyugues permanezcan separados legalmente o de hecho por el tiempo que sea, hubiesen “reorganizado” sus vidas con familias separadas y exitosas, siempre permanecerán unidos sin que sea posible la celebración para ellos, de un nuevo matrimonio eclesiástico o civil.

Ahora bien, el legislador colombiano, en una política de avanzada ante la realidad del incontable número de matrimonios eclesiásticos en crisis, y ante el cuello de botella de no generarse ninguna solución por la Iglesia, instituye una modelo intermedio para terminar sino con la atadura religiosa, si con el vínculo de cohabitación y de bienes, mediante declaratoria por la Justicia Civil, de la CESACION DE EFECTOS CIVILES DEL MATRIMONIO ECLESIASTICO, que conlleva necesariamente la separación de cuerpos. 

La confusión para el ciudadano de a pie, surge por cuanto que, legalmente, el tratamiento del DIVORCIO del Matrimonio Civil y la CESACION DE EFECTOS CIVILES DEL MATRIMONIO ECLESIASTICO, se hace de igual manera, esto es, que las causales de aquel, son exactamente las mismas de este, como lo trataremos posteriormente, al tiempo que, tanto el procedimiento judicial como las consecuencias en el régimen económico son similares, y la salvedad en cuanto que, declarada la CESACION DE EFECTOS CIVILES DEL MATRIMONIO ECLESIASTICO, que conlleva necesariamente la separación de cuerpos, los exconyugues podrán contraer únicamente matrimonio civil.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.