Efectos de la obligación del vendedor de saneamiento por evicción

Cuando el comprador de una cosa es privado de todo o parte de ella, por sentencia judicial como lo expresa el código civil, es obligación del vendedor de la cosa, cumplir su obligación de sanear por evicción, siempre y cuando la evicción haya ocurrido por una causa anterior a la venta.

El vendedor de una cosa esta en la obligación de cumplir su obligación de saneamiento por evicción a menos que se haya estipulado en el contrato lo contrario. Esta obligación genera unas consecuencias para el vendedor de la cosa las cuales son las siguientes:

  1. Le corresponde al vendedor restituir el precio de la cosa, dicho precio es el que pago el comprador cuando se celebro el contrato, aunque la cosa en el momento del saneamiento por evicción cueste menos, el vendedor tiene que restituir el precio que le fue pagado.
  2. También debe restituir lo que se hubiere gastado el comprador en la celebración del contrato.
  3. Los frutos que el comprador hubiere sido obligado a restituir al dueño.
  4. Las costas de la demanda que hubiere sufrido el comprador como consecuencia de la demanda.
  5. Si la cosa evicta había aumentado su valor en poder del comprador, ya sea por el transcurso de tiempo o por causas naturales, dicho aumento de valor también deberá ser pagado por el vendedor.

En el último caso, por el contrario si la cosa hubiere disminuido de precio por el deterioro del cual el comprador haya sacado provecho, en la restitución del precio se debe hacer el respectivo descuento. En cuanto a que la cosa haya aumentado  su valor en poder del comparador, se reembolsara el valor que haya sido causado por mejoras necesarias o útiles que haya hecho el comprador.

Por último cuando se trate de un vendedor de mala fe, este será obligado incluso a pagar la mejoras voluptuarias que haya realizado el comprador.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.