El accidente de trabajo en actividades deportivas, recreativas, o culturales, extralaborales en dias laborables y de descanso

Raudamente se vienen las actividades de confraternidad de fin de año, el sabadazo de amor y amistad, la pisciniada de fin de semana, el campeonato de fútbol interdepartamentos, la fiesta de disfraces del 31 de octubre, la caminata extrema de integración, la despedida del supercompañero, el concurso de mascotas, la navidad de los niños en el parque de atracciones, la fiesta de fin de año, y cuantas actividades se nos ocurran para el cierre de este cuarto y ultimo trimestre de 2015… unas las hacemos por nuestra cuenta, otras las asume la empresa, algunas “miti y miti”, y en alguna muy particular nos llevamos de parranda al jefe

Quizás en medio del entusiasmo y la camaradería, prevemos pero no consideramos que algún accidente de cualquier naturaleza, incluso en el desplazamiento hacia el lugar de reunión o de regreso, empañe la celebración, pero cuando sucede vienen los ayes y angustiosamente nos preguntamos que nos cubre la ARL y que se nos escurre para la EPS…

Es entonces cuando evocando algo de historia,  tenemos que el Artículo 10 del Decreto 1295 de 1994 que determinaba que no se consideraba accidente de trabajo,  el accidente que se produjera por la ejecución de actividades diferentes para las que fue contratado el trabajador, tales como labores recreativas, deportivas o culturales, incluidas las previstas en el Artículo 21 de la Ley 50 de 1990, así se produjeran durante la jornada laboral, a menos que actuara por cuenta o en representación del empleador, fue declarado inexequible por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-858 de 2006, de tal forma que por recomendación del Ministerio de la Protección Social , la ley aplicable venía siendo el Literal N del Artículo 1o de la Decisión 584 de 2004 del Instrumento Andino de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Comunidad Andina de Naciones, que estableció :

"... Es también accidente de trabajo aquel que se produce durante la ejecución de órdenes del empleador, o durante la ejecución de una labor bajo su autoridad, aun fuera del lugar y horas de trabajo...".

Que dejaba un amplio boquete de discusión, hasta la expedición de la Ley 1562 de 2012 que puntualmente en el Inciso 5º de su Artículo 3º, consagró:

“…De igual forma se considera accidente de trabajo el que se produzca por la ejecución de actividades recreativas, deportivas o culturales, cuando se actúe por cuenta o en representación del empleador o de la empresa usuaria cuando se trate de trabajadores de empresas de servicios temporales que se encuentren en misión…”

de tal forma que, si el Accidente del Trabajador se produce tanto en desarrollo de una actividad extralaboral aun en jornada laboral, o en horario de descanso, y esta actividad ha sido autorizada, financiada, compartida, patrocinada, auspiciada, e incluso simplemente estimulada por el empleador, será considerada como Accidente de Trabajo.

Ahora bien, debemos tener extremo cuidado en el punto que no siempre que el jefe esté de juerga con los trabajadores, se considerará una actividad favorecida por el empleador; tendrá que estar presente por lo menos uno de los elementos antes referenciados para que, ocurrido el accidente del trabajador, se considere como accidente de trabajo.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. kimberly cedeño dice:

    me gustaria saber si puedo hacer firmar algun documento cuando el trabajador realice una activadad deportiva dejando por escrito que es su voluntad realizar este trabajo.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.