¿El apalancamiento financiero es bueno o malo?

Nos preguntan varios usuarios si el apalancamiento financiero es bueno o malo, si es recomendable o no.

El apalancamiento financiero puede tener un impacto negativo o positivo en los resultados financieros de la empresa, dependiendo de la utilización que se haga de él, por tanto, no se puede afirmar que sea bueno o malo, pues el resultado dependerá de la gestión que del apalancamiento se haga.

El apalancamiento financiero es malo cuando tiene un efecto negativo en la rentabilidad de la empresa, y por supuesto es bueno cuando su efecto es positivo, de modo que habrá que evaluar adecuadamente la utilización del apalancamiento financiero, de manera tal que este sólo se utilice cuando exista una probabilidad razonable de que su efecto será positivo.

Para comprender que qué circunstancias es recomendable la utilización del apalancamiento financiero, primero precisemos en qué consiste el apalancamiento financiero. El apalancamiento financiero consiste básicamente en la utilización de financiación externa para un proyecto o inversión; en palabras simples, no es más que recurrir a la deuda para financiar un proyecto.

Cuando se incurre en una deuda para financiar una inversión, hay que considerar el costo financiero que implica esa deuda, costo que afectará la rentabilidad de la inversión.

Para determinar si es o no conveniente recurrir al apalancamiento financiero, hay que evaluar el costo de la financiación respecto a la rentabilidad de la inversión  con base a las expectativas que se tengan.

Naturalmente cuando el costo de la financiación es superior o  igual a la rentabilidad de la inversión, se puede considerar que no es un buen negocio, pero si ese costo financiero es inferior a la rentabilidad ofrecida por la inversión, se convierte en una opción interesante.

Financiar una inversión sin recursos externos, para muchos es lo ideal. Algunas personas consideran que lo mejor es no deberle a nadie, pero en algunos casos es necesario incurrir en deudas para poder desarrollar un proyecto, ya que no siempre se cuenta con los recursos propios suficientes, y en esas circunstancias, si la inversión es buena, recurrir al endeudamiento es una alternativa válida.

Precisamente el temor a endeudarnos, a apalancarnos financieramente, es lo que a veces nos impide emprender, y nos lleva a dejar pasar excelentes oportunidades de negocio.

El apalancamiento financiero bien estudiado e implementado, no solo es bueno, sino que puede ser necesario para desarrollar un proyecto de inversión.

¿Por qué no pagar $100 de intereses si con ello nos hemos ganado $200? Lo que si no se debe hacer es pagar $100 de intereses para ganarnos menos que eso.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.