El banco central europeo y los buenos negocios entre políticos y banqueros

El Banco Central Europeo (BCE)  es el banco central de la unión europea, como lo es el banco de al república en Colombia y cumple tareas similares como emitir o autorizar la emisión de dinero, o dirigir la política monetaria, pero hay algo más que hace, y es prestar dinero, pero por  supuesto todos los bancos centrales lo  hacen, sólo que el BCE tiene una forma muy particular de hacerlo y esa particularidad parece obedecer a las excelentes relaciones de negocios entre políticos y banqueros.

Cuando un país de la unión europea tiene problemas de liquidez, o está casi en la quiebra como Grecia, Irlanda, Portugal, España o Italia, recurre al BCE para que le preste dinero, pero el BCE no presta dinero a los países, sino que presta dinero a los bancos comerciales para que luego ellos le presten dinero a los países que lo necesitan.

Si un país de la unión europea necesita dinero, no puede ir al BCE para que se lo preste, sino que debe ir a un banco comercial con mucho ánimo de lucro para que se lo preste, y ese banco a su vez e irá al BCE a conseguir el dinero para prestarle al país. Aquí vemos claramente que existe una intermediación comercial que por supuesto beneficia alguien que no puede ser más que el intermediario.

Sucede que el BCE le presta dinero al banco comercial a una tasa muy baja, aproximadamente al 1%, y el banco comercial le presta  ese dinero a los países o gobiernos a una tasa más elevada, entre el 6% y el 7%, de suerte que con sólo intermediar, el banco comercial se está llevando una ganancia de entre el  5% y el 6%. Un gran negocio sin duda.

¿Y quienes fueron los genios que impusieron esa costosa intermediación? Pues los buenos amigos  y socios de la democracia: políticos y banqueros, puesto que no se podía dejar por fuera a la banca comercial en  tan buen negocio.

Para los países que recurren a la deuda,  y para los ciudadanos que la pagan con sus impuestos, sería mucho mejor que el BCE les prestara el dinero directamente al 1%, pero entonces los banqueros se quedarían por fuera del negocio y son estos quienes eligen a los políticos.

Estas son las cosas que dan pie a que muchos crean en las teorías conspiratorias de los grandes capitales para expoliar a la sociedad, y están a la vista de todos, sólo que por alguna razón desconocida el ciudadano común no se interesa por esos asuntos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.