El caramelo envenenado para las clases bajas que esconde el monotributo

Por

Las redes sociales están inundadas de mensajes del gobierno nacional mostrando los beneficios que traerá el monotributo propuesto en el proyecto de reforma tributaria, mensajes  que cuanto menos se podrían considerar como engañosos, y que en realidad lo que oculta es un caramelo envenado dirigido a los colombianos de menos ingresos. Ya les explicamos por qué.

Empecemos por mostrar uno de los mensajes engañosos que el gobierno está publicitando en las redes sociales sobre los supuestos beneficios del monotributo:

caramelo monotributo

¿Será que no es engañoso ese mensaje?

El caramelo

El gobierno está publicitando una serie de beneficios que acompañan al monotributo, que vistos aisladamente parecen un gran negocio, pero que en parte no es más que una trampa, una muy grande que más adelante le explicaremos.

Por ejemplo, se anuncia con bombos y platillos que quienes se acojan al monotributo  podrán acceder al sistema de protección de riesgos laborales como invalidez y muerte, vinculación al BEPS (Aquí lo que significa), sistema que se promociona como la posibilidad de ahorrar para la vejez, y la afiliación a las cajas de compensación familiar.

Además le prometen acceso al sistema financiero, ausencia de retención en la fuente, crecimiento de su negocio y demás palabrería barata. Es suficiente con echar un ojo a la cuenta de MinHacienda en Twitter para conocer todos  los beneficios del monotributo que se están promocionando, unos reales y otros imaginarios.

Sin duda algunos de esos beneficios son positivos,  pero hay que precisar un aspecto y advertir un riesgo.

Se precisa.

El monotributo nada tiene que ver con los aportes a seguridad social, de suerte que entre los beneficios no está afiliarse a salud  y a pensiones. Si el contribuyente quiere hacerlo tendrá que pagar de su bolsillo las cotizaciones a salud y pensión, y de hecho esa es la intención oculta del gobierno, que todos paguen seguridad social y liberar recursos del SISBEN.

El Riesgo: El veneno en el caramelo

Como al monotributo se pueden acoger personas que tengan ingresos brutos anuales entre 1.400 y 3.500 Uvt, esto es entre $41.654.000 y  $104.136.000, significa que cualquiera de las personas que se acojan al monotributo entran en el rango de quienes tienen capacidad para contribuir al sistema de seguridad social (Consultar artículo 135 de la ley 1753 de 2015), de manera que de forma automática entrarán en la lista de evasores de aportes a seguridad social y la UGPP entrará a exigirles el pago de aportes a salud y pensión, con intereses y sanciones, como ya lo advertimos en este editorial.

Téngase en cuenta que toda persona que obtenga ingresos mensuales iguales o superiores a un salario mínimo debe contribuir al sistema de seguridad social, y a valores de 2016 eso apenas suma $8.273.460 anuales, muy lejos de los $41.654.000 que tiene el rango mínimo del monotributo, de manera que ni aplicando la regla del 40% para trabajadores independientes se salva de la UGPP quien se acoja al monotributo.

El gobierno se ha venido quejando de que en el SISBEN hay mucha gente que no debería estar allí y que debería estar contribuyendo con recursos al sistema de seguridad social, y de hecho está haciendo un arduo trabajo para depurar el sistema, pero desafortunadamente le falta información para determinar quiénes son los colados en el SISBEN, y esos colados aparecerán automáticamente cuando ingenuamente se acojan al monotributo detrás del caramelo de los beneficios que este aporta.

Quien se acoja al monotributo está demostrando que tiene ingresos suficientes para pagar salud y pensión, puesto que como mínimo tiene ingresos anuales por $41.654.000, equivalentes a 5 salarios mínimos mensuales, que para el DANE y el gobierno es más que clase media, de suerte que no sólo tendrá que pagar el monotributo sino el 12.5% de salud y el 16% de pensión que sin contemplación le cobrará la UGPP, lo que como mínimo le costará alrededor de $196.000 mensuales.

¡Ojo!, si usted afirma que tiene ingresos brutos mensuales iguales o superiores a 5 salarios mínimos, no puede estar en el SISBEN y debe estar pagando salud y pensión. Con esos ingresos declarados y firmados con su puño y letra, no habrá forma de convencer a la UGPP que usted es una pobre viejecita que no tiene nada qué comer, y aunque el artículo 135 de la ley 1753 de 2015 prevé la posibilidad de depurar el ingreso base de cotización, de ninguna manera podrá sustraerse a la obligación de realizar aportes como mínimo sobre el salario mínimo, que a valores de 2016 son aproximadamente $196.000 mensuales.

Ciertamente se podría afirmar que una persona que tiene ingresos mensuales iguales o superiores a 5 salarios mínimos no debería estar en el SISBEN, pero sucede que estamos hablando de ingresos brutos, es decir, sin descontar costos y gastos, y las personas a las que va dirigido el monotributo, son personas que tienen un margen de utilidad muy bajo con respecto al monto de sus ingresos o ventas brutas.

Si bien un tendero de barrio puede vender 50 millones al año, la utilidad que le queda puede no llegar al 10%, que no es ni siquiera un salario mínimo mensual, pero aun así la UGPP le pondrá a pagar salud y pensión,  lo que evidencia la gran injustica que se cometerá con los pequeños comerciantes si finalmente se aprueba el monotributo tal y como está planteado, y se dejan convencer de la publicidad engañosa que está haciendo el gobierno.

Miremos esta tablita para ver si la UGPP no se lame el bigote con estos datos:

Ingreso mínimo mensual promedio para acogerse al monotributo $3.471.166
Ingreso mínimo mensual para estar obligado cotizar a seguridad social $689.455 *

*. Para los trabajadores independientes se supone que ese será el tope mínimo una vez hechas las deducciones que permite el artículo 135 de la ley 1723 de 2015, que en todo caso no son muchas.

Por ahora el monotributo será voluntario y algunos podrán evitar todo este embrollo si se informan a tiempo, pero con seguridad en la próxima reforma tributaria se hará obligatorio o en su defecto los topes para pertenecer al régimen simplificado bajarán a un más, pues el objetivo del gobierno es conseguir que más colombianos aportes al negocio de las EPS, y eso se logra en la medida en que el gobierno pueda saber con exactitud cuánto es lo que ingresa cada colombiano.

Los trabajadores tienen una doble carga económica: El impuesto de renta que puede llegar al 35% y la seguridad social que se acerca al 29%; de esa forma queda poco para comer y crecer económicamente.

¿Qué opina usted de todo esto?

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. francesco Salerno Dice:

    Buenas noches soy Francesco de Venezuela estudiando los Impuestos en colombia, el art 903 del estatuto tributario establece que se crea el monotributo y que este sustituye el ISLR y complementario, pero no dice nada acerca de que sustituye al impuesto a la venta , sin embargo en esta pagina dice que el monotributo sustituye al ISLR y al impuesto a las ventas, podría alguno decirme la normativa que incluye al Islr y complementario y al Impuesto a las Ventas como impuestos sustituidos por el monotributo Gracias

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.