El círculo virtuoso del éxito en el emprendimiento

Por Rafael Franquíz

“La experiencia no es lo que te sucedesino lo que haces con lo que te sucede” Aldous Huxley

El éxito más difícil es el primero que se logra de forma consciente. El ser humano es un gran laboratorio en todos los sentidos, pero concentrémonos ahora en el tema de actitud. A lo largo de nuestra existencia vamos almacenando un gran número de actitudes ligadas a muchas variables: el entorno, la familia, la educación, los padres, los amigos, las creencias, nuestro país, nuestro continente y muchas más. Llega un momento en el que entendemos que podemos cambiar nuestro presente en busca de ser mejores y más exitosos. Pero ese éxito no llega por accidente, hay que forjarlo siempre. Cuando identificamos una situación exitosa generada por nuestra actitud, intelecto, destrezas o toma de decisiones, estamos en presencia del primer gran paso.

Un primer éxito puede ser algo pequeño, pasar un examen en el colegio o la universidad, lograr vender algo, ser aceptado en un empleo o una institución académica, conquistar a una chica o chico (dependiendo del caso). Al aumentar la visión para hacer lo correcto mejoran las probabilidades, y estas últimas podemos definirlas como un grupo de elementos que se manejan en un determinado acontecimiento. Podemos tratar de agregar, con nuestra actitud, el mayor número de elementos positivos posibles para apuntar hacia el éxito en cualquier área de la vida. Repetir ese conjunto de cosas una y otra vez comienza a desarrollar un instinto que permite comenzar un proceso de círculo virtuoso del éxito que crece en espiral.

Invertir en educación es como pagarse un gimnasio para hacer del cerebro un músculo desarrollado. La calidad de los pensamientos influye en la forma como se toman las decisiones. Si lo anterior lo tomamos por cierto, entonces mientras mejor se puede pensar mayores son las posibilidades de ganar dinero, mientras más palabras y significados puedan conocer una persona mayor es su capacidad de generar pensamientos y acciones de avanzada. Se debe dedicar tiempo a la reflexión mientras se desarrolla la larga carrera hacia el logro de una meta. Es como posicionarse, detenerse a ver dónde estamos y hacia dónde vamos. En ese mismo orden de ideas debe dedicarse tiempo también a especializarse en algo que nos permita diferenciarnos del resto, eso nos dará un posicionamiento en el mercado donde queremos competir.

Cuando un emprendedor comienza con una empresa frecuentemente concentran la calidad en el desarrollo del producto o servicio, o en los procesos internos, pero termina descuidando la satisfacción del cliente o esmerarse en un servicio que esté por encima del estándar medio. Si hacemos un ejercicio práctico con cada empresa que entramos en contacto y preguntamos a los empleados de las mismas quiénes son las personas más importantes de tu empresa? El 99.9% de las respuestas serán más o menos estas: el gerente, el presidente, el director, el encargado, el dueño, la junta directiva, el ceo, el fundador, la máxima autoridad y muchas respuestas más. Pero todas las respuestas están equivocadas, luego más adelante en este artículo explicaremos porque!

No existe un manual que nos indique de forma precisa que es lo correcto al tomar una decisión, pero con el tiempo se va desarrollando una especie de intuición lógica que nos indica por donde debemos ir. Los multimillonarios más famosos por incrementar sus fortunas año tras año en realidad lo que les permite lograr eso es su capacidad para tomar decisiones, la reputación y el desarrollo de su intuición para los negocios, esa es su marca personal que los diferencia del resto.

Cuando una persona decide ser emprendedor y comenzar a instalar su propia empresa es una tarea titánica, porque es como un explorador que anteriormente había realizado expediciones con otras personas y que ahora decide internarse en la selva (o en el mercado) solo y dependiendo de su propia capacidad, esto tiene elementos positivos y elementos negativos. Dentro de los negativos podemos encontrar que ese emprendedor marca una ruta hacia el éxito por un sendero totalmente nuevo he inexplorado, debe auto motivarse constantemente a pesar de las dificultades que siempre aparecerán en el camino. Pero dentro de lo positivo, encontramos a un emprendedor buscando la espiral del círculo virtuoso, y esa primera venta, o ese primer contrato será el comienzo de numerosos logros positivos. Las empresas son el reflejo de las personas que las comandan. Dell Computer es un reflejo de Michel Dell, Microsoft es reflejo de Bill Bates, General Electric es también el reflejo de Jeffrey Immelt, en fin cada persona define con su estilo y sus decisiones el destino de una empresa. Y está claro que todos nos paramos en la raya de salida con la mejor intención de cruzar la meta en ganancia. Pero si no aplicamos todos nuestros sentidos con mucha constancia al proceso lograr el éxito, no podremos llegar a esa meta propuesta; es talento y también actitud.

En el cuarto párrafo de esta reflexión comentábamos sobre quién es la persona más importante de una compañía? La gran mayoría de las personas dicen el presidente, el gerente y otros. Y saben qué todos están equivocados! Las grandes corporaciones del mundo y muchas empresas pequeñas si saben responder positivamente esta pregunta están conociendo ese secreto del éxito. Esta pregunta que parece sencilla encierra una gran complejidad. La persona más importante no está en sus oficinas, no es compañero de trabajo del presidente de esa empresa! Saben quién es? Muy sencillo es: el cliente. Si su empresa logra satisfacer las necesidades del cliente entonces están en la ruta del éxito y de las grandes ganancias, ese cliente satisfecho volverá a comprarle nuevamente y además le recomendará a sus amigos contratar sus servicios. A los nuevos emprendedores que comienzan con sus empresas nunca olviden esta máxima, el cliente es la persona más importante de su empresa. Trátelo bien, entréguele a tiempo el producto o servicio y haga seguimiento de cómo le va con el mismo, busque la forma de ir un nivel más arriba en la satisfacción de su cliente. Este consejo sirve para cualquier lugar del mundo y para cualquier empresa independientemente de su tamaño, pero especialmente para Latino América donde la cultura del servicio no está muy arraigada. El servicio al cliente es la serpiente que se muerde la cola en el círculo virtuoso del éxito del emprendedor, no lo olvide el cliente es y será la persona más importante de su empresa. Aún si usted nunca llegara a entenderlo en su más amplia expresión, pero nunca llegará a su máxima expresión en ganancias, Usted decide si quiere ganar más!

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.