El contador público que quiera ascender a revisor fiscal debe esperar 6 meses luego de su renuncia

Es común que quien ejerce como contador público de una empresa termine luego siendo el revisor fiscal, pero para ese ascenso, debe primero renunciar y esperar luego 6 meses.

El artículo 51 de la ley 43 de 1990, establece que un contador público que haya actuado como empleado de una sociedad, debe rehusar aceptar el cargo de revisor fiscal de la misma empresa durante 6 meses después de haber dejado el cargo, o de haber cesado en sus funciones. Este impedimento se extiende incluso a las sociedades filiales o subsidiarias.

Esta es una inhabilidad que se quebranta con regularidad, ya que en algunas empresas la revisoría fiscal es heredada por el contador público, y este no suele esperar los 6 meses de que trata la  ley para posesionarse como revisor fiscal.

Este quebrantamiento se da principalmente cuando el cargo de revisoría fiscal es traspasado amigablemente de un contador a otro, en común acuerdo entre el contador saliente y entrante, y la administración de la sociedad. No se da cuando el revisor fiscal es excluido abiertamente para dar paso al contador, puesto que en este caso muy posiblemente el revisor fiscal que ha sido despedido denuncie tal irregularidad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Yurley dice:

    Que Inhabilidades hay para un revisor fiscal que se quiere convertir en contador de una persona jurídica.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.