El contrato de aprendizaje no implica estabilidad laboral

Por

La estabilidad laboral no es aplicable en el contrato de aprendizaje, de suerte que una vez terminado este por la razón que fuere, no existe obligación alguna del empleador para seguir vinculando al ex – aprendiz.

El artículo 30 de la ley 789 de 2002 define el contrato de aprendizaje como un tipo de contrato laboral especial, atípico, contrato que no puede tener una duración superior a dos años.

La ley ha considerado que el contrato de aprendizaje por corresponder a una excepción de la norma laboral general, y obedecer a unos objetivos muy específicos, y lo limitó en el tiempo, de manera tal que una vez cumplido el tiempo máximo de duración del contrato, este no se puede renovar y en ese sentido no puede invocarse la estabilidad laboral.

El objetivo del contrato de aprendizaje no es que el trabajador consiga una estabilidad laboral y económica. El objetivo del contrato de aprendizaje es que la persona se forme, adquiera competencias para que un futuro mediante un contrato de trabajo con la misma empresa o con otra  alcance su estabilidad.

Adicionalmente, la ley obliga  al empleador a que constantemente esté contratando aprendices, de suerte que le empleador se ve obligado a prescindir de los servicios de un aprendiz para contratar otro y así cumplir con las exigencias de la ley.

En resumen, el contrato de aprendizaje no se puede renovar una vez que se cumpla su periodo máximo, y tampoco la ley obliga a que el empleador firme un contrato de trabajo con  un aprendiz al que se le ha terminado el contrato de aprendizaje.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Teresita Jaramillo Ruiz Dice:

    Cordial saludo.

    Con todo respeto les comparto jurisprudencia y doctrina acerca del contrato de aprendizaje:

    De acuerdo con los pronunciamientos de la Corte Constitucional en varios fallos de tutela en los que vienen reiterando jurisprudencialmente la extensión del especial amparo de estabilidad laboral reforzada de las trabajadoras embarazadas a las aprendizas con contrato de aprendizaje, es importante que tengamos en cuenta estos, con el fin de no incurrir en malos manejos en este tema.

    La Sentencia 174 de 2011, fue enfática al señalar: “…aunque el contrato de aprendizaje no tiene la naturaleza de un contrato laboral, si se equipara a éste como modalidad especial dentro del derecho ordinario en lo concerniente a la protección del fuero por maternidad, como consecuencia del traslado de algunos de los elementos propios de la legislación laboral permitiendo de esta manera: (i) la ampliación de dicha protección; (u) la activación del fuero por maternidad previsto en el ordenamiento; (iii) el cumplimiento de la finalidad del Estado social de derecho y (iv) la materialización del deber tanto del Estado como de los particulares, de proteger los derechos fundamentales. En consecuencia, existe la plena obligación por parte de la empresa patrocinadora de brindar a la aprendiz en estado de embarazo: (I). Estabilidad reforzada durante el contrato de aprendizaje y el periodo de protección por fuero de maternidad.(II). Pago de las cotizaciones correspondientes a salud sin importar en qué etapa del contrato de aprendizaje se encuentre. (III). Pago del correspondiente apoyo de sostenimiento.

    De manera que sin importar que inicialmente se haya pactado como duración del contrato

    Teniendo en cuenta la circular 1-10010 del 8 de agosto de 2017 del SENA: Directrices. Numeral 1: “-…si una aprendiza queda embarazada durante la ejecución del contrato de aprendizaje, el mismo continuará desarrollándose normalmente…” Numeral 6. “…si el término de duración del contrato de aprendizaje vence antes del parto, de acuerdo con los fallos de la Corte Constitucional, el contrato de aprendizaje se prorroga en virtud del fuero de maternidad…” numeral 8. “Cuando se inicia la licencia de maternidad o se produce una incapacidad, el contrato se suspende y, como consecuencia de ello, cesa para el patrocinador la obligación del pago del apoyo de sostenimiento, ya que este es sustituido por el auxilio económico del Sistema de Seguridad social en Salud, subsistiendo la obligación de pagar los aportes” Numeral 10. “Finalmente, de acuerdo con la definición legal (ley 789 de 2002) debemos tener en cuenta el carácter consensual del contrato de aprendizaje, por tanto, es de competencia exclusiva del patrocinador la toma de decisiones frente al evento de la aprendiza embarazada. Dado que los fallos de tutela solo producen efectos entre las partes, es el patrocinador quien decide si acoge o no a la jurisprudencia constitucional, bajo su propia responsabilidad…”.

    Atentamente.

    Teresita Jaramillo Ruiz

    Abogada- Instructora SENA

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.