El contrato de arrendamiento es un título ejecutivo que permite iniciar un proceso ejecutivo de cobro

El contrato de arrendamiento constituye un título ejecutivo, y como tal sirve de base para iniciar un proceso ejecutivo en procura de conseguir que el arrendatario pague los cánones adeudados y los servicios públicos no pagados por este y que en su defecto debieron ser pagados por el arrendador.

Cuando se arrienda una propiedad siempre existe el riesgo de que el arrendatario no pague los cánones pactados y los servicios públicos correspondientes, y ante esa realidad el legislador revistió al contrato de arrendamiento de mérito ejecutivo, de manera que el arrendador tenga la posibilidad de cobrar judicialmente la deuda con un proceso más expedito (Consulte: Diferencia entre proceso ordinario  y proceso ejecutivo).

Significa esto que el arrendador no debe entrar a demostrar en un proceso ordinario que existe el contrato o la obligación, y que se le adeuda x cantidad de dinero. El arrendador sólo debe allegar el contrato de arrendamiento debidamente reconocido por el arrendatario para iniciar una demanda ejecutiva (Es importante anotar que el contrato de arrendamiento debe satisfacer los requisitos señalados en el artículo 422 del código de procedimiento civil para que preste mérito ejecutivo).

Incluso el arrendador no tiene necesidad de probar que el arrendatario no ha pagado los cánones de que se le acusa; simplemente debe manifestarlo en la demanda interpuesta, y le corresponde al arrendatario probar que ha pagado si es que lo hubiere hecho, y es por esa razón que el arrendatario siempre debe conservar la prueba de pago de cada uno de los cánones de arrendamiento,  pues luego no podrá probar lo contrario si el arrendador lo demanda por no haber pagado.

La demanda puede ser instaurada contra el arrendatario o contra el fiador  si lo hubiere, y en caso de que exista más de un arrendatario, puede instaurarse contra cualquiera de los arrendatarios, como bien lo expresó la corte constitucional en sentencia T-750 de 1998, entre otras muchas:

Pese a que no existe en el expediente prueba del contrato de arrendamiento que suscribió el actor con los demandados, para determinar si éste lo suscribió como fiador o coarrendatario, es claro que en cualesquiera de los dos eventos, los demandados, particulares frente a los cuales no puede afirmarse que exista un estado de indefensión o subordinación del actor, estaban facultados para iniciar una de las varias acciones que el ordenamiento jurídico ha diseñado para el cobro de los cánones dejados de cancelar: una de ellas, la vía ejecutiva, pues el contrato de arrendamiento es un título ejecutivo que da derecho al arrendador para dirigirse en contra de cualesquiera de los coarrendatarios (responsabilidad solidaria) o del fiador,  cuando no ha sido posible obtener el pago por parte del deudor principal.

Es de anotar que se cita una sentencia de tutela de la corte constitucional para significar que es posible interponer una acción de tutela contra una sentencia judicial, que en este caso es contra una sentencia derivada de un proceso ejecutivo para el cobro de unos cánones de arrendamiento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. Manuel botero dice:

    Para no desorientar al
    No abogado, debe clarificar, aunque lo
    Menciona decrsdpada :
    La pasicoon juridica diferente del
    Coarrendatario y del
    Fiador. ( que
    Muy muy poco se presenta ) y los requisitos para quevrl
    Contrato preste merito ejecutivo

  2. gongo dice:

    El articulo 422 del codigo de procedimiento civil no trata sobre arrendamientos…….,…..!

    Art. 422.- Modificado. Decreto 2282 de 1989, Art. 1. Num. 225. Declaración de bienes vacantes o mostrencos. La demanda para que se declaren vacantes o mostrencos determinados bienes, sólo podrá instaurarse por la entidad a la cual deban adjudicarse conforme a la ley. Siempre que en la oficina de registro de instrumentos públicos figure alguna persona como titular de un derecho real principal sobre el bien objeto de la demanda, éste deberá dirigirse contra ella. De la misma manera se procederá cuando existan personas conocidas como poseedoras de dicho bien. En los demás casos no será necesario señalar como demandado a persona determinada.

    En el auto admisorio de la demanda se ordenará notificar personalmente a quien figure como demandado, emplazar a las personas que puedan alegar derechos sobre el bien, se decretará el secuestro de éste, se señalará fecha y hora para la diligencia y se hará la designación de secuestre.

    Si al practicarse el secuestro, los bienes se hallan en poder de persona que alegue y demuestre algún derecho sobre ellos o que los tenga a nombre de otra, se prescindirá del secuestro y se prevendrá a dicha persona para que comparezca al proceso.

    Para que proceda la declaración de que un inmueble rural es vacante, se requiere que el demandante haya demostrado que aquél salió legalmente del patrimonio de la Nación.

    Es aplicable a este proceso lo dispuesto en los numerales 5, 6, 7, 8. y 9. del artículo 407.

    En este proceso no se aplicará el artículo 101.

    • Catalina E dice:

      Se refieren al artículo 422 del CÓDIGO GENERAL DEL PROCESO, es decir, que el contrato de arrendamiento debe ser claro, expreso, y exigible y conste en documento que provenga del deudor o de su causante, y constituya plena prueba contra él.

      Sentencia Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección 3era, CP: Ricardo Hoyos Duque, 16 de mayo de 2002, Rad. 21125.

      En efecto, además de los eventos contemplados en el artículo 488 del C de P.C [Hoy 422 CGP] también constituyen título ejecutivo aquellas obligaciones insertas en un documento provenientes del deudor o de su causante y que constituyen plena prueba en su contra, siempre que reúnan los requisitos de expresividad, claridad y exigibilidad. Es así lo el contrato de arrendamiento en el cual surge la obligación de pagar sumas de dinero a cargo de cualquiera de las partes contratantes, presta mérito ejecutivo para el cobro de las mismas, como lo establece en forma expresa el artículo 23 de la ley 56 de 1985, que bien puede aplicarse analógicamente al contrato de arrendamiento en materia mercantil (art. 8 Ley 153 de 1887).

      De igual manera, cuando la demanda se orienta a perseguir el pago de cánones insolutos o de sumas pendientes derivadas del contrato, no incumbe al arrendador probar que el arrendatario dejo de cancelar dichas obligaciones, ya que las negaciones indefinidas no requieren de prueba (art. 177 C de P.C – Hoy 167 CGP); por lo tanto, sólo le basta al arrendador afirmar que no se le han cubierto los cánones correspondientes a determinado lapso para que se tenga como cierto tal hecho, quedándole al arrendatario la carga de presentar prueba del hecho del pago.

  3. Nardelly dice:

    Buenas noches.

    Pregunto.Si un trabajador labora 8 horas todos los domingos y 8 horas todos lis festivos.Como deberian de pagarle su dia si no hay compensatorio y si le dieran comoensatirio cuanyos diad serian y adicional como tendrian que liquidarle esos domingos o esos dias festivos .
    Muchas gracias.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.