El daño que hace la publicidad intrusiva en Internet

La publicidad, lentamente está migrando de medios tradicionales de comunicación como la radio, televisión y prensa, hacia internet, migrando también sus conceptos y costumbres, lo que la ha ido convirtiendo en una publicidad intrusiva, muy negativa para el anunciante.

El concepto de publicidad en internet es muy diferente al de los medios tradicionales, por tanto lo que funciona en estos medios, no necesariamente funciona en internet, y por el contrario, puede resultar contraproducente.

Es precisamente lo que pasa con esa publicidad llamada intrusiva, esa publicidad que se interpone entre el usuario y el contenido de un sitio Web.

En televisión o en radio, la gente se acostumbró a que bruscamente le cambiaran su programa favorito por una extensa publicidad, y se acostumbró tanto que la mayoría no se molesta por eso, simplemente cambia de canal e ignora la publicidad, pero en internet no es lo mismo, el usuario es diferente, tiene más control, y por tanto, este tipo de publicidad abusiva no funciona de la mejor manera.

Los publicistas, muy amantes de su trabajo y muy orgullosos de sus creatividades, crean espectaculares banner, unos que brincan, otros que bailan, que cantan y hasta lloran, banner tan bonitos que podrían ganarse un concurso de diseño, pero lamentablemente eso en internet no funciona.

Cuando una persona ingresa un sitio Web cualquiera, ingresa a una sola cosa: buscar información, y no se interesará por nada más, así que por más que pongan banner saltarines y multicolores, la gente no le prestará atención. El usuario va a lo que va.

Al contrario, la gente se molesta cuando algo tan escandaloso le impide hacer lo que ha ido hacer, por eso muchos navegadores tienen la opción de bloquear esa molesta publicidad, para que de esta forma el usuario pueda tranquilamente consultar la información de su interés.

Así que si usted es una persona interesada en anunciar un producto o servicio en Internet, antes de mandar a diseñar un hermoso banner cantador, saltador y bailarín, debería saber que nadie la pondrá atención, tal vez un niño de seis años lo vea atractivo, pero nadie más.

El usuario en internet sólo se interesará en su producto o servicio si encuentre en el algo interesante, y eso no se transmite gritándole al oído, o saltándole en la cara al usuario, se consigue exponiendo un mensaje agradable, fácil de leer y de entender, algo no nunca se conseguirá con un banner carnavalesco de los que abundan en Internet.

Cuando un usuario ingresa a una página y le salta a la cara un banner que le hace de todo, lo primero que hace es lanzarle un pequeño insulto en silencio, luego lo cierra muy enojado, y luego lo bloquea desde su navegador para que nunca más sea tan atrevido de presentarse de esa forma, de modo que ya sabrá de antemano que ese usuario nunca ingresará a ver su producto, nunca se interesará por algo tan grotesco.

Y lo peor de todo, es que ese usuario se ha hecho una imagen muy negativa de su producto, lo recordará como aquel matachín atrevido e indeseable que se interpuso entre él y la pantalla de su computador, impidiéndole consultar algo que necesitaba con urgencia, de modo que en adelante, su producto sólo le traerá una imagen negativa.

La publicidad en Internet debe ser muy bien manejada o sólo conseguirá una imagen negativa ante el usuario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. […] video-anuncio que tan buena sinergia hacen. Hoy en día ya hay marcas perjudicadas por el bombardeo al consumidor, ya les ha pasado factura, pues el consumidor los posiciona como disruptores de momentos de placer, […]



En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.