El divorcio de mutuo acuerdo o divorcio exprés

Por

Una de las singularidades de nuestra legislación ha sido la de desjudicializar al máximo engorrosos trámites judiciales que más que por la complejidad de los mismos, la paquidermia y lentitud de la aparatosa maquinaria que los formaliza los tornaba altamente ineficientes.

Entre estos, la Ley 962 de 2005, en su Artículo 34, instituyó el Divorcio ante Notario, o DIVORCIO EXPRESS, que por acuerdo entre los conyugues y necesariamente por intermedio de abogado, mediante escritura pública, conlleva la cesación de los efectos civiles de cualesquier matrimonio religioso y el divorcio del matrimonio civil, produciendo los mismos efectos que el decretado judicialmente.

Es importante anotar que, con la solicitud de Divorcio, se acompaña la liquidación de la sociedad conyugal donde constará el reparto de los haberes económicos habidos en vigencia del matrimonio.

A la solicitud de divorcio se adjunta copia autentica de los registros civiles de nacimiento de cada uno de los solicitantes con la constancia de matrimonio, copia del registro civil de matrimonio, copia de los registros civiles de los hijos menores de edad si los hubiere; certificados de tradición de los bienes muebles e inmuebles habidos durante el matrimonio, copias auténticas de las escrituras de adquisición de estos y de los gravámenes sobre ellos constituidos, y demás documentación en la que conste activos o pasivos del mismo.

Si los cónyuges no tienen hijos, o teniéndoles son mayores de edad, el tramite no supera los tres días hábiles desde la presentación de la minuta hasta la firma de la escritura pública correspondiente; ahora, de existir hijos menores de edad, el Notario notificará al Defensor de Familia, para que este rinda su concepto en un término no mayor a un mes, únicamente en lo que tiene que ver con la protección de los hijos menores de edad en cuanto al régimen de alimentos, regulación de visitas, y ejercicio de la patria potestad.

En caso de ser positivo el concepto del Defensor de Familia, inmediatamente el Notario se procederá a elevar a escritura pública la solicitud de divorcio, pero si es negativo, se debe hacer las correcciones necesarias al acuerdo para una nueva revisión por el Defensor de Familia.

Al Notario aprobar la documentación y dicho acuerdo convertirse en Escritura Pública, este enviará las notificaciones de divorcio a las notarías donde figure inscrito el registro del matrimonio, así como el registro civil  de nacimiento de cada uno de los ahora ex conyugues, y a costa de los interesados, copia a las oficinas públicas de registro de bienes muebles e inmuebles correspondientes.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.