EL embargo de sueldo y las cuentas de nómina en el salario integral

Devengo un salario básico integral. ¿Me pueden embargar mi cuenta de nómina y hasta porque monto…?

Es la inquietud puntual de uno de nuestros consultantes que hemos querido traer a editorial por la trascendencia que implica máxime en la realidad del día a día en la cual se ha generalizado la imposición ilegal del empleador en someter a sus trabajadores sin consideración a su cargo o función, en abrir cuentas de nómina para la consignación de su salario.

Puntualicemos referentemente que el Artículo 155 del Código Sustantivo de Trabajo determina “… el excedente del salario mínimo mensual solo es embargable en una quinta parte…”, a su vez su Artículo 156, precisa  “…Todo salario puede ser embargado hasta en un cincuenta por ciento (50%) en favor de cooperativas legalmente autorizadas, o para cubrir pensiones alimenticias…”

Tratándose del empleador, hay que tener dos momentos separados en la consolidación del derecho a percibir el salario que tiene el trabajador, de una parte su causación y de otra su consignación; esta diferenciación permite deslindar dos responsabilidades, la de pagar por el empleador y la de entregar el dinero por la entidad bancaria.

Ahora bien, la Cuenta de Nomina de Ahorros o Corriente, no es más que un producto financiero por el que a cambio de consignar el importe del salario del trabajador, el banco concede algunos privilegios al empleador y supuestos beneficios al titular de la cuenta.

Para no llamarnos a equívocos, igualmente debemos tener muy claro que una es la relación laboral empleador-trabajador, y otra, totalmente diferente es la relación comercial banco-titular de la cuenta, donde en esta última, el carácter de trabajador, no tiene ninguna importancia; dicho en cristiano, una vez consignado el salario en la cuenta de nómina, el empleador cumplió su obligación legal de pagar por el trabajado realizado diluyéndose automáticamente la significancia como salario para convertirse en un depósito bancario ordinario sin ninguna prerrogativa solemne, es decir se volvió un dinero común.

En ese entendido, una cosa es el embargo del salario, y otra, el embargo de la cuenta de nómina. El embargo del salario afecta directamente la relación empleador-trabajador en la cual, aquel deberá proceder de conformidad con lo dispuesto judicialmente dentro de los límites de los Artículos 155 y 156 del CST, en tanto que, el embargo de la cuenta de nómina, al ser esta, como hemos visto, una simple denominación comercial, no estando dentro de los parámetros del CST, solo afectará al titular, de tal forma que, si la cuenta de nómina es de ahorros, solo podrá embargarse cualquier suma que supere $29.748.348,oo [entre sep de 2014 y sep de 2015], en tanto que si es corriente, cualquier suma es embargable sin que exista un mínimo legal.

Por último, sea el caso de referir la Sentencia C-041 de 200 de la Corte Constitucional:

“… en lo relativo a pagos que tengan origen en vínculos laborales, no puede el patrono obligar a los trabajadores a abrir cuentas para recibir su salario o las prestaciones que le corresponden, y mucho menos indicarle el nombre de la institución financiera en que lo haga, pues en tales eventos lesiona sus derechos y condiciona ilegítimamente el ejercicio de su libertad…”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

36 Opiniones
  1. ERICK GUZMAN dice:

    Cordial saludo
    Trabajo con la Policía Nacional y en el año 2006 un juzgado ordeno el embargo de la 3ra parte de mi salario ya que serví de codeudor a un compañero el cual fue retirado, el embargo de la 3ra parte de mi salario fue ordenado inicialmente por valor de $ 5.300.000 suma que segun los titulos descontados fue cancelada en su totalidad el mes de agosto del año 2009 a finales del año 2009 el abogado demandante solicito nuevamente ante el juzgado una reliquidacion por valor de 3.600.000, los cuales según los descuentos que me realizaron fueron cancelados el año 2012, pero a la fecha aun me siguen descontando y el proceso esta radicado en un juzgado de Monteria Cordoba y yo vivo en otra ciudad, cuando fui al juzgado manifiestan que mi proceso no aparece y no dan respuesta, solicita su colaboración en asesoria para lo siguiente:
    1. Como realizar los tramites juridicos para que sea entregado copia del proceso.
    2. Solicitar la suspension de los descuentos
    3. Devolucion de los dineros descontados a mi favor.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.