El empleado doméstico. Quiénes se consideran y quiénes no se consideran empleados del servicio domestico

Curiosamente el estigma del servicio domestico  indicante que el mismo está ligado restrictivamente a la mujer, solo ha variado en cuanto que, las pudientes y no tan pudientes señoras de la ciudad han dejado de viajar a la vereda a hacerle el favor a nuestra humilde campesina madre de varios hijos, de traerse la apenas volantoncita de sus niñas de 10 añitos para que le ayude en las tareas de la casa por la paga de comida, techo, ropita que ya no usan las hijas de aquella, y ocasionalmente, un cursito de bordado en la casa parroquial del barrio; misión de ayuda que incluso era compartida y rotada entre familia, vecinos, amigos, y los sábados, hasta la oficina del hombre de la casa...

Esa visión de ayuda en la casa comprendía disímiles tareas como el aseo, la cocina, arreglo de la ropa y el cuidado de los niños, que a la postre conllevan a delimitar la definición propia en principio, como del servicio doméstico.

A duras penas el primer logro en pos de la igualdad de derechos de estas trabajadoras, se da al dignificarse, aunque de manera baladí  su denominación, de simplemente la del servicio, o, interna, a empleada domestica; donde el termino empleada, aunque igualó el concepto frente a cualquier otro tipo de trabajo, tendrían que pasar décadas de resistencia patronal en reconocer no solo la dignificación de la denominación sino la plenitud e igualdad de sus derechos laborales con los demás empleados, que aun hoy, por extraño que pareciere, ocupan gran parte de las reclamaciones de la justicia laboral con plenos reconocimientos en favor de estas.

En este orden de ideas, SE CONSIDERAN EMPLEADOS DOMÉSTICOS, a aquellas personas que realizan labores propias del hogar, que por naturaleza -enraizando el ideario  machista- corresponderían a la Señora de la Casa, esto es, aseo, cocina, arreglo de ropa, y cuidado de niños en la residencia de su empleador ["casa de familia"], bien sea que vivan o no, en el lugar de trabajo, esto es, internas, y externas o "por días".

En la misma forma, NO SE CONSIDERAN EMPLEADOS DOMESTICOS:

  • Quienes desempeñen las mismas tareas de aseo, cocina, arreglo de ropa, y cuidado de niños en lugares diferentes a la residencia del empleador y su familia, como: clubes sociales y deportivos, fincas explotadas agro-pecuaria-industrialmente, casas campestres cuando no constituyan la residencia permanente o el domicilio del empleador, áreas comunes de unidades sometidas a propiedad horizontal, bares, restaurantes, hoteles, colegios, universidades, campamentos, y, en general, personas jurídicas con o sin ánimo de lucro.
  • El cónyuge o compañera (o) permanente.
  • Los parientes del empleador o de sus familiares hasta el quinto grado de consanguinidad, tercero de afinidad y primero civil.
  • Quienes desempeñen funciones de chofer familiar.
  • Las demás personas que no tengan el carácter de empleados del servicio doméstico o que sean excluidas por la ley.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Alejandra Mendivelso dice:

    ¿las personas contratadas para el cuidado de fincas de recreo y fincas de recreo pero con producción agrícola son consideradas empleados domésticos?

    • Ernesto Piedrahita dice:

      Alejandra, hoy en día ya es indistinto determinar si el trabajador que labora en una finca de recreo con producción agrícola, o solo finca de recreo lo hace como doméstico o como trabajador de la parte agrícola porque en ambos casos tienen los mismos derechos laborales. Anteriormente para efectos de prima, se debía distinguir si la finca era solo de recreo en la cual al trabajador no se le pagaba prima de servicios, pero ésto cambió con ocasión de la ley 1788 de 2016. Atentamente: Ernesto Piedrahita. Teléfono: 313-8830983. Correo: abogadoernesto@hotmail.com. Abogado especialista en derecho laboral. Calle 116 No. 18 B- 67 Oficina 501. Bogotá D.C. Nota: Eventualmente doy respuesta de manera gratuita frente a máximo dos preguntas, aclaraciones o inquietudes en el tema laboral que me hagan a mi correo electrónico.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.