El emprendedor debe aprender a delegar

Por la naturaleza del emprendedor, este no acostumbra delegar, prefiere hacer todo por sí mismo, tener el control de todo, lo cual en un principio pude no causar problemas pero en la medida en que el proyecto crece la situación se puede complicar.

Por muy  hábil que sea el emprendedor, por muchas competencias que tenga, llega el momento en que querer hacerlo todo puede entorpecer el desarrollo de un proyecto.

Cualquier proyecto, por sencillo que sea, tiene áreas o dependencias muy diferentes que requieren de habilidades y competencias específicas, y no se puede esperar que una sola persona las pueda desempeñar con una calidad que garantice el normal desarrollo del proyecto.

Dos cabezas piensan más que una, dice el adagio popular, y si cada cabeza es especialista en su campo, el resultado será mucho mejor.

De allí la importancia de conformar un equipo de trabajo cualificado, de manera que cada tarea o proceso del proyecto sea desarrollada por el más competente, y eso significa delegar.

En nuestro medio, los pequeños empresarios no delegan, y si lo hacen, lo hacen en personas de la familia o amigos cercanos, y claro, la delegación no la hacen con base a competencias y capacidades sino por lazos familiares o de amistad, lo cual no es una buena decisión.

Esto nos dice que no basta con delegar, sino que hay que saber delegar, de manera tal que la delegación recaiga sobre la persona más idónea, pues de lo contrario no tendría sentido la delegación, puesto que el objetivo de esta es que cada tarea sea ejecutada por la persona más competente que se pueda hallar, y si no lo hacemos, el resultado será el mismo que si nosotros mismos lo hiciéramos y ese no es el objetivo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.