El emprendimiento no es basura ni tampoco una panacea, es lo que usted pueda ser

Por   22/09/2017

El emprendimiento no es basura barata, ni humo; tampoco es una panacea ni la solución definitiva para el desempleo y la pobreza; no, el emprendimiento es lo que cada quien pueda ser.

Nos ha llamado la atención la reacción de algunos lectores respecto a un documento sobre el emprendimiento, en el cual se encuentran opiniones positivas, razonables y negativas, en extremo negativas.

En Gerencie.com creemos en el emprendimiento, de allí que tengamos una sección dedicada a ello. Creemos puesto que Gerencie.com es precisamente producto de un proyecto de emprendimiento, un proyecto iniciado en las condiciones más adversas imaginadas por un negativo de profesión, y sin embargo, no ha si un fracaso, aunque seguramente tampoco un gran éxito pero ahí estamos trabajando día a día.

Nada es blanco o negro. Las posibilidades existen, y depende de la capacidad de cada uno convertir esas posibilidades en éxitos. Se puede fracasar y también se puede tener éxito. Eso debe estar claro.

Por supuesto que emprender tiene grandes riesgos y exige grandes sacrificios. La gran mayoría de proyectos de emprendimiento fracasan, pero eso no debe ser utilizado como justificación para “tirar la toalla” y dejar de hacer algo por cambiar una situación con la que no estamos cómodos.

Idear un proyecto de emprendimiento es difícil. Financiarlo es aún más difícil, pero aún más difícil es ejecutarlo, y todavía más difícil es sobrevivir el primero año, pero la posibilidad existe, y esa posibilidad es directamente proporcional a las competencias del emprendedor, a su empeño, a su perseverancia y quizás obstinación.

Cuando de entrada estamos negando toda posibilidad, ya hemos fracasado puesto que ni siquiera intentaremos idear un proyecto.

El emprendimiento no debe ser vendido como la solución final, pero tampoco como algo imposible. Es simplemente una alternativa que puede ser mejor o peor que ser asalariado, y todo dependerá de las decisiones que cada quien tome.

Para los negativos, y también para los positivos, existe un gran libro llamado “El libro negro del emprendedor”  escrito por Fernando Trías de Bes, economista y profesor español, que ha plasmado en él muchas de las causas y razones por las que un emprendedor fracasa, y que debería ser de obligatoria lectura para todo aquel que quiere incursionar en el emprendimiento.

Así como es bueno saber cuáles son la “claves del éxito”, también es bueno saber cuáles son las “claves el fracaso”; de esa forma podremos saber qué se debe hacer y qué no se debe hacer, las dos caras de la moneda, puesto que cualquier cosa puede suceder en un proyecto de emprendimiento, y entre más conocimientos tengamos, más posibilidades hay de evitar las claves del fracaso.

Argumentos para perder hay muchos, pero también hay muchos para ganar. Depende de la habilidad que cada persona tenga para identificar los riesgos y tomar las decisiones adecuadas, lo mismo que para detectar las oportunidades y aprovecharas en el momento indicado.

El emprendimiento es tan bueno o malo como cualquier profesión. Ser abogado, contador público o economista, por ejemplo, no garantiza el éxito. Hay más abogados, economistas o  contadores fracasados que emprendedores quebrados, de eso no debería haber duda.

Importante tener en cuenta que ninguna profesión es mala; los malos son algunos profesionales. Igualmente el emprendimiento no es malo, los malos son algunos emprendedores. Cada quien marcará su propia diferencia.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.