El esquema piramidal de las pensiones las hace inviables a largo plazo

Por

El sistema de pensiones es un invento del siglo 20, época en el cual el estado de bienestar se hizo popular por cuanto busca garantizar derechos sociales como una vejez digna.

Ese estado de bienestar dispuso que una persona podía trabajar 20 años y vivir gratis el resto de la vida, pero las cuentas no están saliendo, y eso se debe a la concepción misma del sistema de pensiones, pues no es más que un sistema piramidal y por definición no es sostenible en el tiempo ante la imposibilidad de un crecimiento infinito en un mundo que es finito.

Sucede que para financiar una pensión necesitamos como mínimo de 10 cotizantes, y cuando esos 10 cotizantes se  pensionen necesitaremos 100 cotizantes para financiar a esos nuevos  pensionados, y luego necesitaremos 1.000 cotizantes, y la progresión sigue hasta el infinito, y eso no es posible.  Es algo tan obvio que sorprende cómo es que se ha ignorado.

Al inicio cuando habían pocos pensionados parecía un sistema perfecto, pero el problema llegó cuando la base de la pirámide se encogió debido a que menos personas cotizan, y la cima de la pirámide se engordó pues muchas personas se pensionaron, de modo que lo recaudado de los aportantes no alcanza para financiar las mesadas de los que ya están pensionados.

El asunto ha sido solucionado por el gobierno inyectando recursos al sistema para hacerlo sostenible: como el dinero que la gente aporta no alcanza para financiar las pensiones actuales, se inyecta dinero del presupuesto público, pero ello no es una solución efectiva, pues el problema de fondo sigue: no hay forma de financiar el pago de pensiones diferente a tomar dinero de los que trabajan para pagar las pensiones de los que ya no trabajan, sea vía cotizaciones o vía impuestos.

Dese el punto de vista social y humano es válido, pero desde el punto de vista financiero y económico, es un sistema llamado a fracasar.

Toda estructura piramidal está llamada al fracaso ya sea más tarde o más temprano, y el sistema de pensiones no es la excepción.

En la medida que las generaciones que iniciaron con el sistema envejecen, se requiere más gente en la base de la pirámide para que financien la pensión de aquellos, y en una economía donde el desempleo es la norma general, resulta imposible incrementar la base piramidal para sostener a los que están en la cúspide.

La imposibilidad matemática de financiar las pensiones hace que los gobiernos deban incrementar el cobro de impuestos para financiar los pagos a los pensionados, y como cada día serán más los pensionados  y menos los jóvenes cotizantes, el sistema seguirá bajo presión hasta que en algún momento reviente: o revienta el sistema ante la iliquidez, o revienta la sociedad ante el exceso de impuestos para financiar lo imposible.

Y si al problema estructural de financiamiento le sumamos la desbordada corrupción, el asunto no puede ser más preocupante.  Recordemos que el seguro social se lo robaron varias veces y actualmente Colpensiones sigue siendo utilizada por los políticos para sus propósitos.

Y además debemos sumarle las pensiones de los privilegiados que con son muchas y muy caras.

El estado, consciente de que el sistema público de pensiones no es sostenible por definición matemática, se inventó el sistema privado de pensiones, el cual busca  el autofinanciamiento de la pensión,  y aquel se ha estrellado con la realidad: no es posible trabajar 20 años y vivir de lo trabajado por el resto de la vida.

Un sistema privado de pensiones no es más que un sistema de ahorro donde la persona va acumulando capital para algún día poder retirarse.

Pero considerando que más del 80% de los colombianos devengan apenas un salario mínimo mensual, se requiere más de una vida de trabajo para ahorrar lo suficiente para pensionarse. Para la gran mayoría las matemáticas también le están diciendo que eso no es viable.

En consecuencia, las futuras generaciones tienen más que embolatada la pensión, pues esta no fue viable en el pasado ni lo será en el futuro por cuanto no es posible que una persona que viva 70 años pueda sostenerse sólo con el trabajo de 20, 25 o 30 años; eso durante toda la historia de la humanidad solo ha sido posible para una pequeña parte de la población.

Esto significa que cada persona tendrá que preocuparse por su propio futuro, y debe prepararse para ahorrar e invertir durante toda su vida productiva para que cuando físicamente no le sea posible trabajar más, pueda vivir de sus ahorros o de lo invertido, pero eso sólo lo puede garantizar cada persona.

Los actuales pensionados y los que estén por pensionarse no deben preocuparse porque el sistema aguanta  un poco más, pues los políticos no tendrán reparo en incrementar los impuestos para financiar esos pagos, pues de lo contrario perderían el poder (los votos), pero quienes apenas inician la vida laboral no deben fiarse que dentro de 40 años cuando cumplan la edad de pensión, tendrán un ingreso asegurado por parte del estado, pues las cuentas no cuadran y las matemáticas son exactas.

Debemos tener conciencia de que el sistema de pensiones como está estructurado no es viable y debemos actuar en consecuencia y no esperar sentados un futuro incierto.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. JUAN RUA MARTINEZ Dice:

    El gobierno se inventó el sistema de pensiones y le arrebató al sector empresarial la obligación que estaba a cargo de estos para ahora estar escurriendo el bulto. Factores que inciden enormemente en la desestabilización del sistema, tal como lo menciona muy tangencialmente el columnista, se dan por la corrupción y los privilegiados de éste. Tal es el caso de los congresistas, que obtienen pensiones jugosas casi sin trabajar, los magistrados, las fuerzas armadas, sin mencionar al presidente de república que con solo 4 años de servicio obtiene el derecho a pensionarse. Pero como reza el adagio popular "la cuerda se revienta por la parte mas débil" es a los pensionados de menores ingresos a los que hay que apretar.

    Responder
  2. Cristian Dice:

    Dice el editorial:

    "...no es posible que una persona que viva 70 años pueda sostenerse sólo con el trabajo de 20, 25 o 30 años..."

    Pues bien, como en Colombia la edad de pensión de los hombres es 62 años y la edad promedio de vida es 72 años, eso quiere decir que un pensionado vive de la pensión apenas 10 años.

    En Colombia las mujeres viven en promedio 79 años y los hombres, 72 años.

    Responder
  3. Andres Dice:

    Acertado análisis del sistema pensional en Colombia. Hay que advertir que otros países manejan sistemas muy similares, algunos en más o menor medida, pero aún así el sistema funciona, y funciona porque los impuestos son pagados de manera general por todos sus ciudadanos. Aquí no pasa lo mismo: las personas de bajos ingresos no aportan nada allí, las personas de medianos ingresos, aportan tal cual el impuesto y las personas con altos ingresos encuentran los mecanismos para pagar lo menos posible.

    Responder
  4. Oskyr Dice:

    Y las asignaciones de retiro de los militares (disfraz de nombre puesto a la pensión); con el 100% exentas de impuestos, algunos no fueron al monte nunca a batallar , esa pesniones de generales y altos mandos militares las pagamos todos los colombianso via impuestos, por que no les dejam el 75% igual que a nosotros los demás mortales?, esta abietrto el debate.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.