El exigente negocio de invertir en Bitcoin

Bitcoin está de moda por la espectacular evolución de su cotización durante el 2017, pues su cotización en menos de 9 meses se ha valorizado más del 300%, algo sin precedentes en los últimos tiempos, lo que le ha permitido a mucha gente ganar mucho dinero, pero esa rentabilidad ha exigido un gran temple a sus inversionistas, puesto que si bien la cotización ha subido como espuma,  es una moneda muy inestable.

El bitcoin inició el 2017 en USD998 y alcanzó un máximo de $2.975 en junio 11 de 2016, lo que significa que quienes mantuvieron su inversión obtuvieron una gran rentabilidad.

Pero el precio del bitcoin es tan volátil que en un solo día ha llegado a perder el 10% de su valor, lo que es suficiente para que una persona que negocia con exceso de apalancamiento le salte el llamado margin call, que en pocas palabras es la notificación de quiebra para muchos inversionistas poco conservadores.

Una caída del 10% de la cotización del bitcoin es como si en Colombia el precio del dólar cayera $300 en un solo día, sería un mercado caótico que sacaría del juego a muchas personas, puesto que perder el 10% de lo invertido en unas horas es algo que no muchos inversionistas se pueden permitir, y si se invierte apalancado,  la pérdida no será del 10% sino mucho más, incluso el 100%, pero ello depende del nivel de apalancamiento con que se invierta.

Para que se haga una idea de la inestabilidad del precio del bitcoin a pesar du su exagerado crecimiento, le dejamos la gráfica que refleja su precio con respecto al dólar en lo recorrido del 2017:

Si bien hay subidas espectaculares, de vez en cuando también hay caídas espectaculares, de hasta un 20% aproximadamente de un día a otro.

Igual sucede con la criptomoneda Ethereum, la segunda  en importancia, volumen y capitalización luego de Bitcoin. Aquí una gráfica del comportamiento de la cotización de esta moneda en lo que va corrido del 2017:

Esta volatilidad hace que invertir en bitcoin  u otras criptomonedas sea un negocio exigente emocionalmente, pues quien no aguante la presión de una bajada importante, por miedo a perderlo todo se retira antes de que el precio se recupere en unas pocas horas perdiendo así la oportunidad disminuir su pérdida o incluso de terminar ganando.

Igualmente esta volatilidad tan alta sugiere que no se debe trabajar apalancado, pues una caída tan alta en la cotización en periodos cortos de tiempo lleva a perder todo el capital en unas pocas horas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.