El FMI obedece a una economía eminentemente financiera

Por   22/09/2017

A juzgar por las condiciones que el FMI impone a los países a los que les presta dinero, esta entidad obedece a una economía financiera, especulativa, más no productiva.

Al FMI poco le importa que un país tenga desempleo, que tenga dificultades sociales, que tenga un pésimo sistema educativo o de sanidad. Eso no es prioridad del FMI y de hecho, sus políticas generalmente están encaminadas a profundizar tales males propios de países en desarrollo.

Lo anterior, sin duda no ayuda a la economía productiva de un país, pero eso tampoco le importa el FMI, y la razón es que el FMI es una institución financiera más que sólo le preocupa recuperar su dinero y sus costosos intereses, sin importarle que muchos países se vayan a la quiebra.

¿Existe acaso un banco que preocupado por la suerte de una empresa decida hacer algo por ayudarla? Sin duda que no existe. El sistema financiero, por su propia naturaleza no valora la economía real.

Por ello no es de sorprendernos que el FMI siga imponiendo en nuestros países políticas económicas que han fracasado una y otra vez, no solo el mismo país sino en casi todos en los que ha metido mano.

Desde hace décadas han impuestos políticas económicas que han fracasado estruendosamente al no ayudar en nada a la economía real, y que en muchas ocasiones la han hundido más. Pero incapaces de corregir errores, las siguen imponiendo, y por supuesto que no lo hacen por ignorancia, sino por estrategia, por negocio, puesto que los bancos han sabido ganar mucho dinero mientras los demás se hunden. Los bancos son los únicos que no se sonrojan al mostrar billonarias utilidades mientras los demás están en crisis.

Y saber que hay gente que se alegra cuando el FMI ofrece créditos para ayudar al país, y hasta lo presentan como un gran reconocimiento  a la “excelente política económica y fiscal” del gobierno de turno, que se ha hecho merecedor de la confianza del todo poderoso FMI.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.