El IASB confirma el aplazamiento de la fecha efectiva de la NIIF 15

El Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) emitió el pasado día once de septiembre, una enmienda a la NIIF 15 "Ingresos procedentes de contratos con clientes" a los efectos de formalizar el aplazamiento de la fecha de entrada en vigor de la misma hasta el 1 de enero del 2018, tras haber examinado las votaciones a su consulta. La razón principal de esta enmienda es que el IASB está consultando algunas aclaraciones propuestas a la Norma y espera poder concluir el debate sobre los comentarios recibidos a finales de 2015, después de lo cual se emitirán las enmiendas finales a la Norma. No obstante, las empresas que aplican las NIIF siguen teniendo la opción de aplicar la Norma de forma anticipada.

Recordemos que esta NIIF sustituye a la NIC 11 "Contratos de construcción" y a la NIC 18 "Ingresos de actividades ordinarias" así como las interpretaciones relacionadas (incluida la CINIIF 13 "Programas de fidelización de clientes, la CINIIF 15 Acuerdos para la construcción de inmuebles, la CINIIF 18 Transferencias de activos de clientes y la SIC 31 Ingresos-Permutas de servicios de publicidad).

A continuación haremos un breve repaso del contenido de la mencionada NIIF 15 "Ingresos procedentes de contratos con clientes" cuyo objetivo principal es determinar el tratamiento contable de los ingresos procedentes de la venta de bienes y la prestación de servicios a un cliente:

De acuerdo a esta Nomera, una entidad debe reconocer sus ingresos ordinarios de tal manera que reflejen la contraprestación a la que la entidad espera tener derecho a cambio de dichos bienes o servicios. Para cumplir este principio fundamental, habrá que seguir los siguientes pasos.

Paso 1: Identificar el contrato con un cliente.

Paso 2: Identificar las obligaciones del contrato.

Paso 3: Determinar el precio de la transacción.

Paso 4: Distribuir el precio de la transacción entre las obligaciones del contrato.

Paso 5: Contabilizar los ingresos cuando (o a medida que) la entidad satisfaga cada una de las obligaciones.

Un contrato estará sujeto a esta norma cuando se cumplan lo siguiente:

  • Tenga carácter comercial.
  • Las partes contratantes han aprobado el contrato.
  • Es posible identificar los derechos de cada parte sobre los bienes o servicios objeto del contrato.
  • Es posible identificar las condiciones de pago de la operación en cuestión.
  • Existe compromiso de las partes a cumplir sus respectivas obligaciones y derechos contractuales.
  • Es probable que la entidad cobre la contraprestación a la que tiene derecho a cambio de los bienes o servicios que serán transferidos al cliente.

La norma incluye orientaciones para su aplicación en operaciones específicas como son la venta con derecho de devolución, garantías, consideraciones relativas a actuar como principal o como agente, opciones del cliente respecto a bienes o servicios adicionales, cuotas iniciales no reembolsables, acuerdos de facturación y almacenamiento y derechos no ejercidos de los clientes. Igualmente incluye orientaciones sobre contraprestaciones variables y el valor temporal del dinero, así como requisitos específicos de desglose.

No obstante, habrá tiempo hasta enero de 2018 para aclarar cualquier duda respecto a la aplicación de la presente norma.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.