El impuesto a la riqueza bajo las NIIF

Para muchas entidades que están próximas a presentar su  ESFA,  aún no han definido su obligación de causar este Impuesto, bajo el marco normativo de las NIIF, ya sea en Pymes o plenas.

Para inicia deben definir si pertenecen al grupo de contribuyentes, que están obligados a presenta el impuesto a la riqueza, y segundo definir si cumplen con los requisitos para que su patrimonio este gravado con dicho impuesto, ley 1739 de 2014.

Aunque la causación de este impuesto posiblemente generara efectos negativos en la información financiera de algunas entidades, debido a que puede resultar demasiado alto más para unas que para otras debido a que grava los patrimonios líquidos, la posesión de riqueza a 01 de enero de 2015, recordando que este impuesto grava los patrimonios de los años 2015, 2016 y 2017 a 01 de enero de cada año si es persona jurídica, y si es persona natural hasta al 01 de enero de 2018.

La duda nace en que momento registrar el impuesto, ya sea como provisión o como un pasivo real, como provisión en el ESFA o pasivo real a 01 de enero de 2015.

Pero el hecho de tener conocimiento de la obligación que se tiene de pagar un impuesto, y la obligación de hacer la estimación del impuesto a cancelar por los años siguientes 2016, 2017 y 2018, debido que si se tiene certeza de la posesión de riqueza a 01 de enero de 2015

Por otra parte el párrafo 15 de a NIC 37,  dice “en algunos casos excepcionales no queda claro si existe o no una obligación en el momento presente. En tales circunstancias se considera que el suceso ocurrido en el pasado ha dado lugar a una obligación presente si, tenido en cuenta toda la evidencia disponible al fin del periodo sobre que se informa, es mayor la probabilidad de que exista una obligación presente.

El CTCP  ha concluido que la forma en que esta descrita la norma, cumple con los requisitos para que este impuesto sea reconocido en su totalidad correspondiente a los años 2015, 2016, 2017 y 2018, como un pasivo, en el 2015 puede afectar las cuentas de resultado o contra utilidades retenidas.

Todo lo anterior se puede justificar con lo siguiente:

  • El impuesto surge de un hecho: haber tenido el nivel de patrimonio establecido en la norma propuesta al 01 de enero de 2015,
  • La probabilidad de desprenderse de recursos económicos es alta, puesto que es inevitable el pago. Su pude dirigir al párrafo 10 de la CINIIF 21 que establece que “la preparación de los estados financieros según la hipótesis de negocio en marcha no implica que una entidad tenga la obligación presente de pagar un gravamen que se generar por operar en un periodo futuro”.

Teniendo en cuenta que la preparación y presentación del estado de situación Financiera de Apertura, para el caso de las NIIF para Pymes, según la circular externa de la supersociedades, esta presentación esta para el mes de Julio, según la selección de algunas empresas, estas ya tienen el patrimonio líquido de sus entidades, para determinar su provisión en el ESFA,  contra utilidades retenidas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.