El incremento de la inflación obliga al subir los objetivos de rentabilidad

La inflación tiene muchos efectos que pocas veces nos ponemos en la tarea de analizar, y uno de esos efectos es la obligatoria necesidad de subir los objetivos de rentabilidad, tanto de la empresa como del individuo común.

La razón de ello es sencilla; la inflación hace que el dinero pierda valor, luego si se quiere conservar el nivel real de ingresos, de rentabilidad, esa rentabilidad, esos ingresos,  deben crecer por encima del nivel de la inflación, y si el nivel de la inflación es elevado, más elevado debe ser el objetivo que se persiga.

La rentabilidad, la utilidad, o los ingresos, cualquiera sea el indicador elegido, exige que su crecimiento sea superior que el de la inflación, de lo contrario la economía individual, empresarial o nacional, caerá irremediablemente, y entre más alta sea la inflación, más alto debe ser el objetivo, y objetivos altos en tiempos difíciles son casi imposibles de cumplir.

El problema está en que una alta inflación es un síntoma de que la economía en general no marcha de la mejor manera, y cuando la economía no está en su mejor momento, no es nada fácil proponer un objetivo de rentabilidad elevado. La realidad es que casi siempre la inflación va erosionando lenta y paulatinamente la rentabilidad y la capacidad de generar ingresos de usa sociedad. No en vano es precisamente en los países más pobres donde se presentan los más altos índices de inflación. Lo uno es consecuencia de lo otro convirtiéndose en un círculo vicioso del que es muy difícil escaparse.

Es por ello que la inflación es tan peligrosa, puesto que lleva a la quiebra a muchas empresas, familias  e incluso estados al serles imposible crecer lo suficiente como para contrarrestar el efecto de la inflación.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.