El Iva descontable no pierde su naturaleza descontable por el no pago del Iva por parte del responsable

El Iva descontable no pierde su naturaleza descontable, por el hecho de que el responsable que lo recauda no lo pague a la administración de impuestos.

Varios casos se han presentado en que la dirección de impuestos rechaza el descuento de un Iva que el responsable nunca pagó a la dirección de impuestos.

Es por ello que hay ya varias jurisprudencias sobre el respecto, y una de ellas, emitida por el Consejo de estado, sección cuarta, en abril l 18 de 1997, expediente 8157:

Del contexto literal de las disposiciones transcritas, en concordancia con las normas que consagran el hecho generador y la causación del gravamen (artículo 429 ibídem), claramente se deduce, para la actora, que tratándose de la compra de bienes corporales muebles (empaques), adquiridos para el desarrollo de la actividad productora de renta, en la medida que constituyen un gasto para la actividad de exportación de banano, tiene derecho al descuento del impuesto facturado por la transacción real aún cuando el valor de la factura correspondiente no se haya cancelado por estar sujeto el pago a plazo o condición, pues en estas ventas, y aún en el caso de que la factura no se pague, está obligado el responsable y únicamente éste a responder por la solución del impuesto ante la Administración, en la medida que éste se causa, por el valor de la operación, sea que ésta se realice de contado o a crédito.

Tal consecuencia lógica deriva de la misma naturaleza indirecta del impuesto que exige que la propia ley, al no poder identificar al contribuyente real (consumidor de bienes y servicios gravados), determine el "responsable" del mismo y que en el caso de venta de bienes gravados fije esta responsabilidad en los comerciantes, esto es en el vendedor de la mercancía sujeta al gravamen, o la persona que sin poseer el carácter de comerciante ejecuta habitualmente actos similares a los de aquellos.

Entonces, si para efectos de la causación del gravamen y su pago ante la Administración no es obstáculo que el comerciante no haya recibido el pago de la factura y por ende del impuesto respectivo, tampoco lo es que el impuesto facturado pierda su naturaleza de descontable por no haberse satisfecho el pago del tributo por el responsable.

Por lo que, no puede la Administración a efectos de desconocer el derecho del contribuyente exportador, endilgarle un hecho totalmente ajeno a su conducta como fue en este caso la irregularidad cometida por el proveedor.

Si realmente la sociedad proveedora no satisfizo el pago del impuesto, hecho que no se deriva de la mera circunstancia del endoso del título valor recibido para cancelar la factura, y la no consignación a la cuenta de la beneficiaria del pago, era deber de la Administración exigir al responsable del impuesto la declaración y pago conforme con la ley, y no a una persona distinta a quien la misma ley no lo hace responsable del tributo, por el hecho de la compra pues no condiciona la ley el impuesto descontable al cumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de los recaudadores o responsables del mismo.

Resulta claro entonces, que el responsable por el pago del Iva es quien lo recauda, y si este no cumple con sus responsabilidades, con sus obligaciones, en nada se puede ver afectado quien pagó ese Iva y al que la ley le confiere el derecho a descontarlo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.