El optimismo sin fundamentos puede ser peligroso para la economía

Un optimismo sin fundamentos puede resultar muy peligroso para la sociedad, para la economía, puesto que puede llevar a cometer graves errores.

Cuando todo el mundo es muy optimista sin que existan razones válidas para estarlo, puede llevar a que se tomen decisiones que pueden llevar a una crisis.

Es precisamente eso lo que ha causado la actual crisis económica y financiera. La gente, los inversionistas y empresarios, contagiados por el optimismo que se vivía en Wall Street, decidieron invertir y gastar como nunca, sin detenerse a revisar si el optimismo de Wall Street era real o era sólo una burbuja como resultó ser al final.

El optimismo es necesario para progresar o para salir de una crisis, pero ese optimismo no debe ser ciego como el amor que no permite ver los defectos y peligros. El optimismo debe ser racional y estar sustentado en hechos e indicadores reales.

Una persona, por ejemplo, puede y debe ser optimista en la medida en que sus recursos y capacidades razonablemente así se lo permitan, de lo contrario tomará decisiones que después le pasarán su cuenta de cobro por la osadía de intentar hacer algo cuando en realidad no podía hacerlo.

Una empresa debe ser optimista e invertir según sus verdaderas capacidades. Mal podría una empresa pecar de un exceso de optimismo e iniciar un plan de expansión que después le resulta imposible sostener.

El optimismo necesariamente debe ser racional. No se trata de confundir a un optimista con un soñador. El optimismo debe ser responsable.

Claro que tampoco hay que ser extremadamente cauteloso, puesto que se perderán oportunidades con ello, luego hay que lograr un equilibrio entre optimismo, realidad y responsabilidad.

La sociedad norteamericana, toda en su conjunto, presa del optimismo, gastó, consumió más de lo que podía pagar, y hoy se han dado cuenta de eso dejando el resultado que hoy conocemos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.