El recurso de reconsideración no se debe fundamentar

En opinión de la Dian (concepto 42128 del 23 de mayo de 2001), el recurso de reconsideración no debe fundamentarse, del tal suerte que basta con que el contribuyente exponga o enumere los motivos de su inconformidad con el acto administrativo que recurre.

De tal manera que no es requisito indispensable para que el recurso de reconsideración prospere, el señalar taxativamente las normas que se supone la Dian ha violado o no ha tenido en cuenta al proferir el acto administrativo en cuestión, aunque por supuesto que eso sería lo ideal, puesto que entre mayor fundamentación y argumentación jurídica contenga los recursos presentados por el contribuyente, mayores son las probabilidades de convencer a quien resuelva el recurso de que efectivamente se actuó contrario a la ley.

En todo caso, lo más importante es que el recurso de reconsideración cumpla con los requisitos señalados en el artículo 722 del estatuto tributario, (entre los que efectivamente no figura la obligación de enuncia las normas o leyes violadas) y que por supuesto se anexen las pruebas pertinentes, que en últimas serán las que lleven al convencimiento al funcionario que decida el recurso.

Reiteramos que aunque el título de este documento y la Dian digan que el recurso de reconsideración no se debe fundamentar, es recomendable que se exponga una amplia y profunda argumentación jurídica, lo que por supuesto implica enunciar las normas violadas o no tenidas en cuenta por la Dian, lo mismo que la jurisprudencia que le sea aplicable,  y doctrina de ser posible.

Por último, vale  decir que no es suficiente con enumerar la violación de una norma, sino que hay que explicar en qué consistió la violación o la inobservancia de la misma.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.