El régimen simplificado facilita la informalidad e incide en la productividad

En el impuesto a las ventas existen dos regímenes el común y el simplificado, a éste último solamente pueden pertenecer las personas naturales que cumplan con la totalidad de los requisitos del artículo 499 del Estatuto Tributario, beneficiándose en materia tributaria de no estar obligados a llevar contabilidad, expedir factura de venta, recaudar el IVA generado, declararlo y pagarlo bimestralmente, expedir certificados o informar a la administración de impuestos el cese de actividades, así como también estarían cumpliendo con uno de los requisitos para no estar obligados a declarar renta (no ser responsable del impuesto a las ventas).

Por lo anterior, muchas personas naturales que son emprendedoras buscan pertenecer y mantenerse en el régimen simplificado porque lo encuentran atractivo para iniciar sus planes de negocios, ya que supuestamente representa un ahorro en la carga operativa y facilita la informalidad, situación que disminuye la productividad debido a que su mentalidad se centra en permanecer pequeño.

Algunos de esos emprendedores consideran que pertenecer al régimen común es un castigo, por la falta de cuidado en no superar el tope de las 4.000 UVT ($100.528.000) de ingresos brutos gravados.

Considero que se debe romper el paradigma de que el régimen común es un castigo ya que el impuesto a las ventas finalmente lo pagan los consumidores de bienes y servicios, es necesario pensar en ser grandes mediante el aumento de la productividad sin ningún obstáculo, además es mejor constituir sociedades comerciales para separar el patrimonio personal del empresarial.

Es necesario evaluar la relación costo beneficio entre la carga operativa de contratar a un asesor (contador) y ampliar la posibilidad de nuevas fuentes de financiamiento para aumentar la productividad y las ventas de bienes y servicios, sin arriesgar el patrimonio personal o familiar.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.