El representante legal y la responsabilidad solidaria por los impuestos de la sociedad

El artículo 847 del estatuto tributario establece que los representantes legales que omitan dar aviso a la administración de impuestos, cuando la sociedad incurra en causales de disolución, responderán solidariamente por las deudas insolutas que sean determinadas por la administración.

Así las cosas, cuando una sociedad incurra en cualquiera de las causa de liquidación contempladas en el código comercio o en los estatutos de la sociedad, el representante legal, administrado o gerente, debe informar a la administración de impuestos sobre esa situación, pues de no hacerlos, se convertirá en deudor solidario de las obligaciones tributarias de la sociedad. [¡Que tan importante es que en la empresa tengan buen contador público!].

La responsabilidad que se tiene como representante legal de cualquier sociedad es inmensa, y por ello la importancia de conocer la norma y lo que se debe hacer para evitar una situación así, o para abordarla en caso de presentarse.

Para el efecto, a continuación se transcribe una sentencia emitida por la sección cuarta del Consejo de estado, en la cual se ilustra con absoluta claridad la solidaridad del representante legal en materia de impuestos y los procedimientos correctos a seguir por parte de la administración de impuestos para declarar tal solidaridad.

«En los términos de la apelación, la Sala debe precisar si se ajustaron a derecho los actos por los cuales la DIAN declaró no probadas las excepciones contra el mandamiento de pago 990287 del 19 de febrero de 1999. En concreto, decide si procede la excepción de falta de título ejecutivo contra el representante legal de Avance Textil Avantex Ltda. y Cía. SCA, por no habérsele notificado el título ejecutivo que lo vinculaba como deudor solidario, en razón de no haber dado aviso de la disolución de la sociedad a la DIAN.

El artículo 847 del Estatuto Tributario señala que cuando una sociedad comercial o civil entre en cualquiera de las causales de disolución, distinta del concurso de acreedores, debe dar aviso a la DIAN, a través del representante legal, dentro de los diez (10) días siguientes a la fecha en que haya ocurrido el hecho, con el fin de que éste le comunique las deudas fiscales de plazo vencido a cargo de la sociedad. También dispone que los liquidadores que no procuren el pago de las deudas de acuerdo con la prefación de créditos y los representantes legales que omitan dar aviso oportuno a la DIAN de la causal de disolución, serán solidariamente responsables por las deudas insolutas determinadas por la administración, sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de los socios por los impuestos de la sociedad, conforme al artículo 794 ibídem.
Así, sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de los socios por los impuestos de la sociedad, a prorrata de sus aportes y del tiempo durante el cual los hubieren poseído en el respectivo período gravable (E.T., art. 794)(1), los representantes legales de la sociedad son solidariamente responsables por las deudas insolutas de la sociedad, si omiten dar aviso oportuno a la DIAN acerca de la ocurrencia de la causal de disolución.
Sin embargo, al representante legal, para que sea deudor solidario se le debe vincular al proceso de cobro mediante la notificación de un acto previo en el que se establezca su calidad de deudor solidario, los períodos gravables a que corresponden las deudas objeto del cobro y la cuantía de las mismas. Significa lo anterior que no basta con la vinculación hecha directamente en el mandamiento de pago(2).

Lo anterior, porque el procedimiento de cobro coactivo, tiene por finalidad hacer efectivas, mediante su ejecución, las obligaciones claras, expresas y exigibles, previamente definidas a favor de la Nación y a cargo de los contribuyentes. Por tanto, la ejecución requiere de la existencia de un acto previo, —título ejecutivo—, con base en el cual se profiere el mandamiento de pago. A su vez, para vincular al deudor solidario, se requiere la constitución del título ejecutivo respecto de este, como quiera que las liquidaciones oficiales, privadas, entre otros documentos, son títulos ejecutivos solo frente al contribuyente a quien se le practica, mas, no cobijan automáticamente a los deudores solidarios. En consecuencia, previa a la vinculación del deudor, la administración debe producir un acto administrativo, notificado en debida forma, en el cual se determinen individualmente las circunstancias de hecho y de derecho que configuran la solidaridad(3).

Ello es así, porque la notificación del mandamiento de pago debe entenderse restringida al proceso administrativo de cobro coactivo, no a la actuación precedente de formación del título ejecutivo, que necesariamente debe cumplirse, porque, se repite, el proceso de cobro, que se inicia con la notificación del mandamiento de pago, no tiene como finalidad la declaración o constitución de obligaciones, sino la de hacer efectivas las obligaciones claras, expresas y exigibles, previamente definidas a favor de la Nación y a cargo de los contribuyentes.

La necesidad de un título ejecutivo previo a la notificación del mandamiento de pago, está consagrado en el artículo 68 del Código Contencioso Administrativo, según el cual, prestan mérito ejecutivo por jurisdicción coactiva, siempre que en ellos conste una obligación clara, expresa y exigible, entre otros documentos, todo acto administrativo ejecutoriado que imponga a favor de la Nación, de una entidad territorial, o de un establecimiento público de cualquier orden, la obligación de pagar una suma de dinero, en los casos previstos en la ley(4). En el caso concreto, la DIAN profirió al actor el mandamiento de pago 990287 del 19 de febrero de 1999, en su calidad de representante legal de la sociedad Avance Textil Avantex Ltda. y Cía. SCA, por cuanto no dio aviso a la DIAN de la disolución de la sociedad. Sin embargo, no lo vinculó al proceso de cobro mediante la notificación en debida forma del título ejecutivo que lo convertía en deudor solidario de las obligaciones de plazo vencido a cargo de la sociedad. Como no existió un título ejecutivo que vinculara al demandante como deudor solidario por las obligaciones insolutas de la sociedad Avance Textil Avantex Ltda. y Cía. SCA, la DIAN violó el debido proceso del demandante, y debía prosperar la excepción de falta de título ejecutivo, motivo por el cual se impone confirmar la sentencia apelada.»

Sentencia Sentencia 15347 del 26 de septiembre de 2007 proferida por la sección cuarta del Consejo de estado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. julio sanchez dice:

    Estuve en una empresa de Outsourcing SAS y el representante legal renuncio, me pidieron el favor que fuera yo porque mantenia en la empresa y mas facilmente podria firmar, lo hice desde enero de 2012 a julio de 2013, la empresa presentaba las declaracion y pago de iva, pero solo pagaba cuando podia algunos periodos, yo renuncie en julio de 2013 y ellos jamas pagaron esos impuestos, tampoco los que traian del 2011. ahora la empresa esta inactiva. que responsabilidad tengo yo cuando no soy contador, administrador o algo relacionado con el tema y desconocia el manejo del tema tributario.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.